Analista financiero Orlando Zamora: El 99 % del dinero venezolano es digital

Pacífico Sánchez | Archivo IMP |

Con la reconversión monetaria, que ha eliminado cinco ceros del dinero circulante, no se resuelve el problema de la falta de efectivo. Y lo peor, es que los precios de los productos de bienes y servicios, que venían subiendo aceleradamente hasta el viernes cuando Nicolás Maduro hizo su alocución para anunciar su paquete de medidas económicas, el sábado se dispararon y continuarán ascendiendo sin límite alguno porque la hiperinflación está desatada.

Estas y otras consideraciones sumamente graves, preocupantes y calamitosas hace el Dr. Orlando Zamora, ex jefe del departamento de riesgos del Banco Central de Venezuela y analista financiero, al ser consultado por EL IMPULSO.

Montañas de dinero

Al momento en que el jefe del Ejecutivo Nacional formuló lo que llamó el “programa de recuperación económica de crecimiento y prosperidad”, para ser desarrollado en dos años, en Venezuela había en circulación 3, 3 billardos de bolívares o lo que es lo mismo 3, 3 acompañados de catorce ceros: 3,300000000000000. Monstruoso volumen de montañas de dinero.

El 99 por ciento de esa masa monetaria es digital y apenas el 1 por ciento es físico en papel moneda. En el momento de su intervención en la cadena obligatoria radiotelevisada, Maduro dijo que el Estado venezolano tenía suficiente dinero para cubrir la ejecución de su programa económico.

Reconoció que el Gobierno ha venido utilizando dinero inorgánico para sustentar todas sus operaciones y prometió no seguir haciéndolo, porque ahora se propone imponer la disciplina fiscal a nivel de cero.

Desplazamiento del dólar

Anunció como unidad contable el “petro”, la criptomoneda con la que pretende desplazar al dólar, cuyo valor será de 60 bolívares soberanos como ahora se conocerá el signo monetario nacional que desechó al bolívar fuerte.

Pero, ese valor será fluctuante porque dependerá del precio del barril de petróleo venezolano.

Lo que se le olvidó decir es que el “petro” no tiene basamento, ya que lo quiere hacer valer mediante el petróleo que se encuentra en el subsuelo.

Para que una moneda sea fuerte tiene que tener el respaldo en oro o en otra divisa y en el caso de que se pretenda apoyarlo en el petróleo tiene que colocar este bien en otro país, donde pueda ser utilizado como garantía.

No lo puede respaldar Maduro con su palabra como pretende, comentó el Dr. Zamora. Ese sería el caso de una persona desempleada que vaya a un banco para solicitar un crédito y cuando le pregunten cómo lo va a pagar, responda que lo hará con su palabra. No le darán nada.

Pago de nóminas

El presidente al aumentar el salario mínimo para llevarlo a 1.800 bolívares soberanos de inmediato trató de evitar que el sobresalto de los empleadores les causara un desmayo cuando se comprometió a pagar el diferencial, afirmando que había dinero suficiente para hacerlo durante noventa días, que se contará a partir del primero de septiembre.

Sin embargo, no reveló de donde irá a sacar ese dinero, que también es una cifra enorme, gigantesca, cuya dimensión no se conoce todavía. Ofreció 600 bolívares soberanos a diez millones de personas por concepto de la reconversión monetaria.

Además, el Estado tendrá que pagarle la pensión a 4 millones de personas de la tercera edad y el salario a 2, 6 millones de empleados y trabajadores de la administración pública.

Exoneración de impuestos

Tampoco Maduro dio a conocer cómo cubrirá el hueco que dejará de llenar PDVSA con el impuesto, ya que fue exonerada por un año.

Si el impuesto de la petrolera representaba el 40 por ciento de todo lo recaudado por el Seniat, es difícil pensar que el Gobierno pueda disponer de recursos cuando la principal empresa del país apenas está produciendo 1, 27 millones de barriles diarios, según la OPEP y no existe la posibilidad de que produzca más de esa cantidad.

No podrá tampoco pensar que el IVA, al ser aumentado del 12 al 16 por ciento, ayudará mucho porque la producción en los demás renglones de la economía nacional se ha venido reduciendo considerablemente.

Programa confuso y contradictorio

El Dr. Zamora señala que como el Gobierno no tiene dólares está haciendo las subastas del Dicom, que son una trampa porque ese dinero estadounidense es de particulares.

Aunque el deseo del Ejecutivo es bajar el precio del dólar, no lo logrará, indicó. El sábado el dólar que el día anterior estaba en 7 millones de bolívares dio un salto para llegar a los 11 millones.

Nada de lo que está haciendo Maduro tiende a frenar la hiperinflación, ya que su programa económico es confuso y contradictorio.

Es confuso porque todo plan económico tiene que sustentarse en líneas claras y contar con un financiamiento.

Contradictorio porque aunque haya dicho que no emitirá más dinero inorgánico, no hay ninguna evidencia de que dispondrá de recursos que no sea la fabricación de dinero virtual.

Y termina preguntando: ¿De dónde va a extraer el dinero para resolver los problemas, si no va acudir al Fondo Monetario Internacional, los chinos no le van a conceder más préstamos, exonera de pagar impuestos a PDVSA y ésta no está en capacidad de producir más de poco más de un millón de barriles de crudo y, además, la producción nacional está mermada? Indudablemente, la situación va a empeorar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios