Trabajadores de Altusa se mantienen en pie de lucha

Han pasado ochenta días desde que los trabajadores de la empresa Altusa, ubicada en la Zona Industrial II de Barquisimeto, decidieron tomar las instalaciones como medida de protesta ante el retraso del patrono en la cancelación de compromisos contractuales adeudados desde el año pasado.En la mañana de este viernes, un grupo se encontraba apostado a las puertas de la alfarería, que hasta la primera semana de diciembre de 2011 tuvo en actividad con cinco líneas de producción de tejas y sus accesorios, en resguardo del lugar.A los setenta trabajadores de la empresa se les debe el pago de las utilidades, fideicomisos, vacaciones y bonificaciones como los juguetes para sus hijos y la cesta navideña de diciembre, además de tres años de pasivos laborales.Hasta el momento, el propietario de la empresa no se habría presentado para hacer frente a los trabajadores desde que se iniciara la protesta. Ni siquiera a estas alturas del conflicto se conoce el motivo del retraso de la empresa en honrar su compromiso y simplemente se limita a hacer amenazas.Con el paso de los días, la incertidumbre crece entre quienes tomaron la radical medida de encerrarse en la empresa, sobre todo entre quienes han prácticamente dejado sus hogares para solicitar se les pague todo lo que se les adeuda.Aunque a las puertas de Altusa se tienen carteles en los cuales se clama por la expropiación de la empresa, tal vez para que el Estado pueda honrar las deudas con los trabajadores, aseguran que aun cuando no se trata del principal objetivo de su reclamo sí pudiese constituir una solución.Con una alternativa con la cual los trabajadores, agrupados en la UTS Obreros de Altusa, es con la petición de los patronos de permitir la producción por lo menos durante quince días, para planificar una solución, por cuanto con esta oferta no se busca honrar la gran deuda que se tiene desde el año pasado, la cual los trabajadores no permitirán que se haga a un lado.Mientras tanto, se mantienen cuidando las instalaciones, a la espera de que por la vía legal se les cumpla y así culminar con el suplicio de los últimos meses.
Foto: Elías Rodríguez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios