Trabajadores de la alcaldía descontentos con Ramos

Mariángel Massiah | Foto: Stiven Valecillos |
TRABAJADORES DE LA ALCALDIA DE IRIBARREN PROTESTAN POR PAGO. 03/04/2017 FOTO: STIVEN VALECILLOS

Un grupo de trabajadores adscritos a la Alcaldía de Iribarren se concentró en el centro de la ciudad, tomaron las principales avenidas y calles alrededor de la Alcaldía para restringir el acceso vehicular. Fue una medida de protesta en nombre de los más de 5.500 empleados de la institución.

José Gregorio Pérez, presidente del Sindicato de Trabajadores Municipal, comentó que su cometido era hacerse sentir y exigirle al alcalde Alfredo Ramos, el pago de las deudas laborales. Se informó que presuntamente el alcalde le debe a los empleados 2 millones de bolívares.

“Entendemos que el Gobierno nacional no ha mandado recursos, pero él tiene que pagar las deudas laborales porque con eso nosotros podemos tapar un hueco en nuestro presupuesto. Le queremos recordar al alcalde las luchas que hizo en años anteriores cuando él era dirigente”, expresó Pérez.

Igualmente, destacó que hasta la presente fecha tampoco han recibido los implementos de seguridad, uniformes, la cancelación del fideicomiso y de la jubilación; y la convección colectiva tiene más de ocho años vencida.

“Le pedimos a Alfredo Ramos que reflexione y comience a pagarnos las deudas laborales como tabulador, uniformes y el derecho a las jubilaciones de más de 200 trabajadores; ya seis de ellos han muerto esperando ese beneficio”, expresó

En la protesta se encontraba, Pedro Quero, quien por más de tres años ha esperado que sea cancelada su jubilación. Relató que se retiró antes de tiempo por una discapacidad.  Tiene diabetes, hipertensión y requiere de un bastón para poder caminar, y lo poco que recibe de la pensión (6.000 bolívares semanales) no le alcanza para adquirir sus medicamentos.

Giovanni Peraza detalló que gran parte de los trabajadores cobran un monto por debajo del salario mínimo, puesto que el alcalde no acató el aumento presidencial del mes de enero, a pesar de que presuntamente los concejales de la Cámara Municipal de Iribarren aprobaron los créditos; por lo que los empleados de la alcaldía desconocen hacia dónde se desvían dichos recursos.

En su caso, cobra mensualmente 32.000 bolívares, dinero que considera, ni siquiera le alcanza para pagar los pasajes. “Nosotros trabajamos para un municipio y deberíamos ser los mejores pagados. Necesitamos que nos cumplan con las deudas para poder trabajar como se debe porque así no podemos”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios