Primer coliseo de Uribana deja un muerto y 69 heridos

El coliseo es una práctica sangrienta exclusiva del centro penitenciario de Centro Occidente, mejor conocido como Uribana. La misma consiste en un combate entre reclusos en donde la regla fundamental es que la pelea tenga lugar con el uso de armas blancas.
El año pasado se registraron 16 coliseos en la cárcel de la región, y el realizado el día de ayer es el primero del 2012. El juego sangriento, escenificado por los privados de libertad de Uribana se convirtió  en el más violento de los dos años, con un saldo de una persona fallecida y 69 heridos. 
“Una luz cantada”, que no es más que una orden en el argot carcelario, dio inicio a la riña colectiva, a las 7:30 de la mañana de ayer. Media hora después comenzaron a salir las personas heridas hacia el portón del centro penitenciario para que allí fueran atendidos. Una primera ambulancia trasladó a cinco internos: José Antonio Álvarez (20) con una herida en la pierna derecha; Walter Flores Peralta (21) heridas en ambas piernas; Deibis Rafael Méndez (29) herido en el pie derecho; Roger Xavier Pérez (24) con una cortada en el brazo derecho y Luis Eduardo Jiménez (19) herido en la pierna derecha.
Minutos después llegaron Luis Alberto García (21) con una herida en la mano derecha e izquierda; José Gregorio Escalona (19) una herida en el pecho; Herry Puerto Mendoza (23) una herida en la mano derecha; Luis Alberto Colmenárez (25) oreja derecha; Javier Torrealba (19) una herida en mano derecha y Wilder Antonio Guédez (19) una herida en la mano.
Gasto al Estado
El doctor Ruy Medina, director de la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, salió e indicó que esta práctica carcelaria deja altos costos para la nación. “El gasto mínimo es de mil bolívares fuertes, por la utilización de guantes, gasas, inyecciones, entre otros implementos. Si debe ser ingresado a pabellón los gastos se triplican y pueden llegar hasta 5 mil bolívares fuertes”, expresó Medina.
A su vez hizo un llamado para que cuando este tipo de cosas sucedan, los heridos sean repartidos hacia otros centros asistenciales. Aunque considera el jefe de emergencia que el Estado no hace nada para evitar estas situaciones, en año y medio ha atendido heridos de 6 coliseos. “Es una irregularidad grave. ¿Cómo van a estar armados los presos? No entiendo. ¿Eso es un penal o un centro de relajo? Al final lo que ocasiona es un semi caos”, recalcó Medina.   
Pasado mediodía fueron ingresados seis heridos más: Roberto Carlos Túa (21), Edilio Pastor García (19), Eladio José González (21) y Misael José Villalobos (21), todos con heridas por arma blanca en la pierna derecha. Así mismo con una herida en el dedo anular de la mano derecha llevaron a Michael Maramara (20) y con una cortada profunda en el pecho, Júnior José Peña (19). A las 6 de la tarde llevaron a otro interno y media hora después Peña no aguantó la herida y dejó de existir
El general Jorge González Arreaza, jefe del CORE 4, habló de  46 heridos en la mañana, cifra que subió en el trascurso de la tarde a 70 privados de libertad con cortaduras entre los brazos, piernas, pecho y abdomen. 18 fueron atendidos en la emergencia del Hospital Central, lugar en donde falleció uno, y 52 en Uribana; aunque los mismos presos manifiestan que “los varones” (reos cristianos) curaron a otro grupo de heridos en las celdas.
 Trascendió que la orden emitida por los líderes del penal es que se siguiera con el coliseo hasta horas de la noche. Autoridades castrences, el fiscal 13 en competencia carcelaria, Edgar Sánchez  y personal de los Derechos Humanos, estuvieron presentes durante la mañana, tarde y noche en el penal.
Tercer túnel
Por otra parte a las 9:45 de la noche del domingo, cuatro funcionarios dela Guardia Nacional  estaban dando la ronda de inspección con una cabilla en la mano, por los alrededores de la cárcel. A30 metrosde la garita 10, que da hacia el área de máxima seguridad, se mostró la tierra un tanto movediza. En el momento que fue introducida la cabilla se destapó lo que sería el tercer túnel realizado por los internos de Uribana.
El mismo tiene de profundidad un aproximado de3 metros, con6 metrosy50 centímetrosde largo y un orificio de50 centímetrosde diámetro.
González Arreaza, indicó que una vez más el trabajo realizado por los castrenses, evitó lo que pudo haber sido una fuga masiva.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios