Valmore Nieves  ofreció concierto en la Capilla San Miguel

Mariángel Massiah | Foto: Karen Paradas |
[email protected]

El maestro Valmore Nieves realizó una presentación en los espacios de la capilla San Miguel Arcángel del Museo de Barquisimeto. Un recinto que cada domingo recibe diferentes artistas larenses para regalarle una amena mañana a las decenas de espectadores que llegan a deleitarse con las distintas muestras musicales. Todo organizado por la agrupación Encapillao.

El también concertista Valmore Nieves es un maestro de guitarra que tiene más de 40 años dedicados a la formación integral del artista. Sus alumnos aseguran que sus enseñanzas están repletas de valores intelectuales y morales, que ha sido una formación paso por paso.
El concierto estuvo enmarcado en la celebración del 42 aniversario del Sistema de Orquestas Simón Bolívar.

Nieves debutó como catedrático del conservatorio Vicente Emilio Sojo durante 30 años (1979-2009) y al retirarse se ocupó de la cátedra de Guitarra a nivel de Orquestas, asignatura que cumplirá 10 años este mes de abril, e igualmente fue un acontecimiento a conmemorar.

El concierto estuvo dividido en tres fracciones. La apertura estuvo a cargo de uno de los asistentes de Nieves, Gabriel Meseron, estudiante en licenciatura en música, que instruyó a los alumnos de la clase preparatoria. Este grupo compuesto por niños, en su mayoría, interpretaron el tema Para Elisa de Beethoven y conmocionaron a la sala entera con el intro de una serie de televisión muy reconocida: Juego de Tronos.

A medida que se desarrolló el concierto incrementó de nivel. En la segunda fase, el repertorio estuvo enfocado en la música venezolana y universal.

Fueron interpretados los acordes de los compositores italianos, Luigi Boccherini y Antonio Vivaldi; igualmente hicieron música de una sweet que Nieves compuso para el cuarteto de guitarras que se llama Viento de Junio; un vals y un merengue.

A lo largo de la presentación cada uno de los artistas mostró sus técnicas.

El cierre estuvo a cargo de una serie de alumnos universitarios, que formaron parte de la orquesta mientras estudiaban primaria y bachillerato, pero se han negado a abandonar el movimiento orquestal por su disciplina y la cultivación de la parte intelectual y espiritual mediante la interpretación musical.

“Estamos muy felices porque hemos contado con una cantidad de gente, desde los padres de los más jovencitos, porque ellos están conscientes de lo grande que es y de la profundidad que tiene el arte musical y general. Todos aunque no cultivemos ninguna disciplina del arte, tenemos algo de artistas”, expresó Nieves.

El maestro destacó que nació en una familia que desde siempre estuvo muy inclinada hacia el teatro, música y poesía; y cada una de esas enseñanzas él a tratado de transmitirles a sus alumnos. “Hay que resaltar la gran importancia que tiene la música como una disciplina, en el crecimiento integral de una persona. La grandeza del hombre está en su educación y la humildad”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios