#OPINIÓN El infierno fue derogado

Eduardo Iván González González | Foto: Archivo/Referencial |

Para recordar: “y el que vive (refiriéndose a Cristo), y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Apocalipsis 1:18).

Finalizando la llamada Semana Santa, el Papa Francisco dijo: “El infierno no existe” (ver aciprensa.com, 29/03/18).La noticia fue muy poco difundida, pero nos alegra, porque podemos decir que según la iglesia católica, el infierno fue derogado.

Aunque algunos han tratado de negar el comentario del Papa,lo cierto es que el infierno, como un lugar donde se queman, arden, pagan penas los impíos, tal como lo presentan algunos cristianos, no tiene basamento bíblico.

Si el infierno existiera, no tendrían sentido doctrinas bíblicas, como: “El juicio”.Observemos: El credo católico dice que Jesús viene a juzgar a vivos y a muertos; entonces se sería valedero el cielo o el infierno después de la muerte, porque ya estarían recompensados los difuntos “buenos” o “malos”.

Hay otras doctrinas que no tendrían razón de ser: La Segunda venida de Cristo; la inconciencia en la muerte; la resurrección; el perdón de los pecados.

Entre la “chercha” y la seriedad, encontramos en Internet, varios documentos y uno de ellos dice: “Venezuela desciende al infierno” (el-nacional.com… 12/05/17). Y a cualquiera en la calle lo mandan para el infierno;el mandatario anterior, al actual (2018), dijo que se encontraría con un sacerdote en el infierno.

El profeta Juan,escribió lo que Jesús le dijo “Yo Soy”: “y el que vive, y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Apocalipsis 1:8). Eso es lo que deroga el infierno humano.

Hades, es igual que la palabra hebrea Seol y seoles sepulcro. La influencia cultural,muchas veces cambia o influye en la traducción original. Por ejemplo, Hades, para los egipcios y griegos,fue un lugar de tormento y eso no tiene nada que ver con la Biblia.

Según Comentario Bíblico Adventista, t.5, El término géenna (“infierno de fuego”, Mat. 5: 22) deriva del hebreo “ge hinnom”, “el valle de Hinnom”, expresión que no podía entender un griego que no estuviera familiarizado con la topografía de Jerusalén. Para los judíos de Palestina ese valle se convirtió en un símbolo del lugar del castigo final para los impíos”. Acá vemos la influencia cultural.

Lo interesante de esa derogación papal, es una oportunidad para dejar de presentar a Dios como un malvado¡Por fin!Ya no se le va a meter más miedo a los niños; tampoco se va a intimidar o chantajear al pueblo, a las personas, con eso del infierno.

La Biblia menciona un infierno de fuego preparado para el diablo (Mateo 25:4; Apocalipsis 13:13; 20:9; ese es el fuego que destruirá la tierra, a Satanás y todo el que haga lo malo, sin arrepentimiento.

Este país y en este mundo, si todos reconocemos que somos pecadores, ya no vamos a depender más dela bienvenida de Pedro en el cielo,porque el único que tiene las llaves de la muerte y de la tumba es Jesucristo, quien es el que dará la bienvenida a los salvados.
Ahora bien, sea nuestra maldad publica o no, si no nos arrepentimos y nos toca ver la muerte, no vamos a ir a ningún lugar de tormento, simplemente, estaremos esperamos la resurrección para vida eterna, o para la desaparición eterna, tal como está escrito en Daniel 12:2;Malaquías 4:1; Apocalipsis 20:9;2ª Pedro 3:7, entre otros.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios