#OPINIÓN Reconversión o Conversión

William Amaro | Ilustración: Victoria Peña |

El concepto de Reconversión que conseguí por la web dice “Consiste en modificar nuevamente algo que, con anterioridad, ya había sido transformado. El uso más frecuente de la noción se encuentra en el contexto de las industrias, haciendo referencia a la evolución técnica que permite modernizar una actividad”.

Con sinceridad les digo que no lo entendí. Sin embargo, no me voy a ocupar de entenderlo por cuanto creo no vale la pena. Es mi opinión. Soy un convencido que una de las estrategias de los regímenes totalitarios, así sean “constitucionales”, es mantener a la población ocupada en problemas, necesidades, dudas, temores y miedos. Proveerles de prebendas de manera permanente para que no piensen en quitarse el yugo. Por ello, trato de darle paso a todo esto y amoldarme a la situación. Y sobre todo, pido a Dios que me de la paciencia necesaria para vivir en paz y trasmitirla a otros. Por cuanto el tiempo de su pronta venida a esta tierra está más cerca que antes y necesitamos estar aprobados en nuestro carácter para poder tener opción a la Salvación.

Por algo bien importante, Dios a través del apóstol Pablo recomienda a los cristianos, centinelas del Evangelio de Salvación para toda la humanidad, lo siguiente. “Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas” Rom.13:1. Y el apóstol Pedro hace lo mismo.” Someteos, por causa del Señor, a toda institución humana, ya sea al rey, como autoridad,  o a los gobernadores, como enviados por él” 1P 2:13. Y esta recomendación y sabio consejo es para todas las épocas y para todo gobierno donde el cristiano le toque vivir. Por cuanto caemos en la trampa de ocuparnos más del problema político y automáticamente, “los pámpanos” nos desconectamos de “la vid”. Y eso, es peligroso.

Creo a Dios no le interesa tanto la Reconversión. A Dios lo que verdaderamente le interesa es la Conversión. !Su CONVERSIÓN!. Así define la web. “Es la modificación que padece una cosa que hace que termine convirtiéndose en otra completamente distinta.

Definición ABC. Y cuando aceptamos a Cristo en nuestra vida, en nuestro corazón, es como dice el apóstol Pablo. “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí” Gal.2:20. Y eso, fue lo que pasó con la conversión más poderosa que hayamos conocido. Saulo de Tarso se convirtió en el apóstol Pablo. De ser el implacable más cruel y perseguidor de los seguidores de Cristo, se convirtió en el paladín más importante y defensor de la fe cristiana, hasta el punto que murió feliz por la obra que había hecho.

La conversión no es simplemente bautizarse agregarse a una iglesia cristiana, cumplir con los  mandamientos de la Biblia y con los ritos externos, aparentando santidad. Hacer buenas obras y devolver los diezmos o limosnas. ¡NO! Jesús lo dejó  clarito cuando habló en la noche con Nicodemo “De cierto, de cierto te digo que el que no naciere de nuevo [o de lo alto], no puede ver el reino de Dios. . .”Juan 3;3. “Ningún cambio externo es suficiente para ponernos en armonía con Dios. Hay muchos que tratan de reformarse corrigiendo este mal hábito o aquel mal hábito y esperan hacerse cristianos en esa forma, pero están comenzando en el lugar equivocado. Nuestra primera obra debemos realizarla dentro del corazón. . .”LIBRO En los lugares celestiales. Helen White. ¡Hasta el MARTES de la semana que viene por la WEB DIOS mediante!  [email protected] William Amaro Gutiérrez.

Próximo ARTÍCULO “El agua y las guerras futuras”

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios