#OPINIÓN Reflexión en positivo

José Gerardo Mendoza Duran | Ilustración: Victoria Peña |

Por el bien, que no se quede en promesas

Dicen que el que vive de esperanza, la esperanza lo mantiene y por ellos hay que luchar contra la desesperanza y a la vez aplaudir todo lo que se piense que es bueno, así sean anuncios o proyectos lleguen a realizarse siempre serán bienvenidos, no debemos enfrentar lo que se vea con buenas intenciones, ni criticarlas antes de que se hagan realidad, si todo lo que buscamos son cosas positivas, un estado funcionando; entonces demos la oportunidad para que hagan una pronta rectificación más temprano que tarde, antes que el barco se termine de hundir, apoyemos esas decisiones, muchos estamos cansados de esas peleas viscerales que suelen conducir al fracaso debemos estar conscientes de que en todas las confrontaciones hasta en la que se considere ganador sale perdiendo y no debería ser así por ninguna razón , que vivamos la vida en   tensión permanente que solo sirve de atropello al espíritu, al ánimo, la salud, el sentimiento y hasta el deseo de hacer.

Propongo que si es cierto y así  aspiramos que sea, que se elimine el control de cambio que se pueda conseguir divisas extranjeras, que funcionen flexiblemente las casas de cambio, que se pueda importar, sin pago de aranceles, y se pueda exportar de la misma forma que sea flexibilizados los tramites gubernamentales, que se respete y se incentive la industria, el comercio, la agricultura, la ganadería y todo lo que sea de producción; flexibilizar el comercio exterior, volver a las cartas de crédito para el sector productivo, que antes para todos era una solución, Que se acabe la escasez, que haya abundancia y dejen la intervenciones y se ponga en práctica. Zapatero a su zapato y la guitarra para el músico y cada quien a lo suyo, eso sería una maravilla y la salvación de todos, sin excepción ojala los que pensamos así no estemos soñando y no sea otro fiasco pero mientras tengamos la esperanza que así va hacer debemos aplaudir la idea sin egoísmo y todo por Venezuela.

De nada le valió a nuestro país haber nacido rico, si no tiene talento, voluntad y espíritu de servicio o  notiene visión para buscar buenas alianzas con los triunfadores y exitosos, en vez de buscar bates quebrados, buenos para nada que no aportan, y que quien no aporta nada, nada se debe esperar bien y como le estamos dando el plácet  a las nuevas ideas, olvidémonos de lo que ya paso, y que todo sea prosperidad cero pobreza, buena alimentación, educación de primera; Una ganadería a la altura de las mejores del mundo, una agricultura de abundancia que todos nos alimentemos, y el excedente sea para la importación y generar divisas ,que en nuestro país cambie, el tema de conversación sobre todo a quien lleva la carga, amas de Casa que hasta las intelectuales han cambiado su lenguaje académico “por caramba no me alcanza el presupuesto, donde habrá mantequilla, carne, harina”. Es lamentable verdad.

Así que amigos criticones les invito a una pausa, pensemos en positivo a combatir la preocupación con ocupación, el cambio viene y donde venga debe ser para bien, no olvidemos que esperanza es que algo suceda, fe, es creer que sucederá. Valentía es hacer que suceda, (anónimo) El venezolano en general reúne todas estas condiciones y por tal saldremos adelante.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la prosperidad de nuestro país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios