REFLEXIONES EN POSITIVO

José Gerardo Mendoza Durán |

ABIERTO NUESTROS CORAZONES A LA DIVINA PASTORA.
Feliz nuevamente al ver el aumento de la población mariana cada día, cada año somos más, unido de corazón con un solo sentimiento y propósitoen amor a nuestra Divina Pastora como nuestra madre protectora, con una fe impenetrable , que nos anima a seguir luchando, bajo su infalible proteccióncada día demostrada al ver aumentar su feligresía y el rostro de los que solo demuestran alegría, sonrisas, esperanzas y orgullo de ser devoto de nuestra excelsa patrona, que une a todas las almas de buena voluntad aunque sea en ese día glorioso que nos calma las tantas preocupaciones y nuestra mente se ocupe de amar a nuestra madre y un reposo al ver que todos los años aumenta la fe y esperanza, que no todo está perdido y pronto bajo la protección de nuestra patrona conseguiremos el bien, todos con fe, aliados saldremos fortalecidos y deseando el bien unos al otro bajo la bendición de Dios y la Divina Pastora.
Nuestra virgen todos le aclamamos “Salve María santísima” y sálvanos de esta catástrofe, son muchos los pedimentos que te hacemos cada año madre, pues también son muchos los padecimientos, los sufrimientos que cada día nos agobian más y se sienten también, en nuestro país cada momento aumenta el dolor, la crisis humanitaria, el hambre, la mortandad, el estado de salud, la falta de alimentación, el alto costo de las necesidades prioritarias son inalcanzables, Divina Pastora ningún hogar de la gente normal puede comer completo menos darse el lujo de comprarse un vestido, un par de zapatos ni si quiera llevarle a su hijo una golosina ¿ porque este castigo¿ la gente se preguntan yo no he hechonada de lo que tenga que arrepentirme y si esto es una castigo está demasiado largo.
Querida madre quien más que tu puede saber del desastre en que estamos, esto es conmovedor ver los niños desnutridos, hambrientos, madres ypadres desesperados hurgando en la basura en busca de algo para comer, en la calle cada diez metro esta una persona mendingando algo para comer, esto es muy triste, doloroso en un país de gente buenay con tantos recursos, mi Dios porque viene la pregunta ¿ qué tan mal fue nuestro comportamiento para merecernos esto?, Divina Pastora te rogamos y te suplicamosen nombre de todos hijos ¿porque de seguir estoasí un poco más de tiempo serámás grave y más lamentable que la época del cólera?FuistetúMaría junto al padre Macario Yépez que pararon el desastre y devolvieron a sus feligreses la salud y la vida.

Nuevamente salve Divina Pastora el clamor de todos los venezolanos que expresamos nuestros deseos de volver a la normalidad, no buscando culpables,buscamos amigos,hermanos, unión, prosperidad y nuevamente vivir en paz consiente de que aquí todos somos gente buena, un pequeño grupo equivocado, mal aconsejado, te suplicamos que les enseñes nuevamente el camino que transitábamos antes en Venezuela y volvamos a nuestra idiosincrasia y hacer visto como buena gente productivos, alegres,animados, prósperos y familiares unidos bien alimentadosparticipativos y contentos, por Dios, santa Divina Pastora, no deseamos gente triste, amargados pendiente de que si desayuna difícilmente almuerce . Sálvanos de aquella frase cruel “¿ Aqué hora vienes¿“será cuando me veas llegar,” es tanto el riesgo de andar en la calle que dar esta respuesta es dolorosa.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país
JOSE GERARDO MENDOZA DURAN
[email protected]
@JGMendozabarqto
18-01-2018.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios