Retacitos 03/06/2013

Realmente desproporcionada, por decir lo menos, la reacción de los voceros del alto gobierno, con motivo de la reunión sostenida por el presidente colombiano Juan Manuel Santos y Henrique Capriles, dejando en claro que todo lo que han venido haciéndole a este país durante los últimos 14 años, les remuerde la conciencia, no duermen tranquilos y están conscientes que el Gobierno y el sustituto cada día se tambalean con mayor fuerza, la escasez, al alto costo de la vida, la violencia desatada están haciendo estragos, a lo que se suman las decisiones fuera de tiesto como eso de armar a la clase obrera, en una nueva acción para continuar erosionando a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

A propósito, a raíz de la debacle del gobierno y la caída vertiginosa de la votación del sustituto, se observan varios parámetros, algunos relacionados con la productividad y la producción del trabajo político de los Consejos Legislativos. El de Lara, parece ser uno de los más emblemáticos. No hay trabajo social y los parlamentarios le huyen a la problemática del día a día. Tienen una lupa encima, los parlamentarios regionales de Lara, así que a ponerse los patines, no todo puede ser cobrar quince y último.

La semana pasada en una mancheta de EL IMPULSO el lunes 27, se pudo leer “El país espera que no oculten la verdad sobre el virus H1N1”, lamentablemente, comenzando por la ministra de Salud, de cuyo profesionalismo muchos de sus colegas están dudando, luego de escuchar sus recomendaciones sobre estos casos, empeñada en no dar las cifras sobre el número de muertos es un grave error. En Lara, por ejemplo, hasta el viernes se hablaba de 4 fallecidos; sin embargo, trascendió que otras 6 personas fallecieron con toda la sintomatología del H1N1 y solo faltan los resultados de las pruebas para poder oficializarlos. Por cierto, nos aseguran que el pueblo está atendiendo a las recomendaciones sanitarias, porque el número de ingresos a hospitales ha disminuido.

En todo caso, los ciudadanos deben continuar atendiendo en forma perentoria, todas las medidas preventivas recomendadas por las autoridades, por cuanto no hay en este momento posibilidad de vacunarse, ya que se agotaron las vacunas en todo el país, el gobierno hace esfuerzos para traerlas con la mayor urgencia, pero quienes saben y conocen de la materia, aseguran que no llegarán antes de un mes o mes y medio.

Insólito. El pasado 28 de mayo, en el supermercado que allí opera, había largas colas porque al parecer llegó la harina de maíz, arroz, azúcar, aceite y papel sanitario. Los compradores salían radiantes y victoriosos con sus trofeos, pero a las puertas del supermercado, los milicianos de la patria, vestidos de verde oliva detenían con falsa premura a los sumisos compradores, quienes en otra desordenada cola, tenían que recitar casi de memoria lo que contenían las esmirriadas bolsas. Nunca imaginamos, que en la Patria Nueva, para poder ser un ciudadano libre de sospecha se debía dar cuenta y detalle de lo que compras, con todos estos obstáculos, para que la familia no muera de hambre ni de mengua. En qué lugar, línea, artículo, numeral, ordinal de alguna ley de nuevo cuño, dice que debes soportar esta humillante requisa, por parte de unos fulanos vestidos de verde oliva. La verdad que no hay derecho.

Hace unas tres semanas alertamos a la directiva de Copei en Lara, sobre el guiso que algunos fulanos estaban cocinando, y que con el supuesto argumento de recabar dinero para refaccionar la casa del partido en la carrera 17 con calle 18, logrando que 17 ingenuos copeyanos se bajaran del equino con sendos cheques no endosables que en total, sumaban 19 palos. Recordamos que en las elecciones donde fue electo el sargento de Nirgua, éste dizque le dio a Copei 140 palos para todas las actividades de movilización y logística, reales por los cuales nunca entregaron cuentas y tampoco fue mucho lo que en votos aportaron.

La lista que maneja el inefable, de los exiliados y “perseguidos” políticos, no la conoce nadie. Apenas unos nombres se suponen en la misma, pero aseguran que otros están escondidos para que nadie los vea. El gobierno no ha dicho la última palabra, deja que el tiempo corra y quiere que los adecos de la dirigencia capital se acerquen a negociar. El partido blanco se ha quedado sin gente y los que una vez estuvieron ahí, ahora son absolutamente caprileros. Entre tanto, en corrillos políticos, aseguran que en la fulana lista  de víctimas del chavismo están infiltrados  negociantes del sector bancario e inmobiliario, a quienes ya estarían bajando del equino.

Un consejo comunal que desde hace tiempo está maniobrando para ponerle la mano a los terrenos de la cordelería, de acuerdo con las denuncias de algunos comerciantes de la zona, los presiona no para obtener beneficios en “especies”, sino que al parecer quien dirige la orquesta, prácticamente les condiciona su paz y su tranquilidad, a que le empleen a miembros del colectivo, los cuales en la mayoría de los casos, cobran sin trabajar. Por supuesto, nadie se atreve a denunciar estos hechos irregulares, por temor a represalias.

Aberrante. Una abogado que atendía un juicio de divorcio, se vio sorprendida con la exigencia y novedosa interpretación del tribunal de protección de menores, a lo pautado en la Lopna para estos casos. Exigen que los menores, concurran al Edif. Nacional, donde al parecer son sometidos a un interrogatorio que limita con lo coercitivo por un lado y lo lascivo, por decir lo menos, por el otro. Además de lo hostil del sitio, la espera es larga e incómoda, ya que allí hay choros, tránsfugas, asesinos, estafadores. Durante la tortuosa entrevista, se les pregunta a los niños detalles de la incómoda relación de sus padres en trámites de separación. Dizque indagan quién compra la comida, si pelean en su presencia, si hacen “cositas” cuando va de visita, si la mamá tiene novio, lo que según los entendidos deja un trauma permanente en los menorcitos. Creemos que estos procedimientos ameritan una revisión urgente.

Aseguran que en la alcaldía de Simón Planas, un sujeto de quien dicen que es indefinido, al parecer monta tremendos bochinches con dineros de la misma, sin que el burgomaestre se dé por enterado, dicen los moradores que las cosas se han pasado de castaño oscuro, porque el personaje maneja una brigada de congéneres, que atemorizan a los camioneros y motorizados, sin que hasta el momento nadie haya intentado ponerle el cascabel a ese gato.

En la esquina caliente de la alcaldía de Torres se reían algunos caroreños, cuando escucharon y leyeron “la telenovela” de Mario Silva, comentando que hay que recordarle al tipo de La Hojilla, que el acusado mayor tiene una finca por las tierras del Morere, ubicada en la Lara-Zulia, sector Los Quediches, donde hace algún tiempo fue descubierto un bunker, con mucha mercancía poco ortodoxa, caso en el cual jamás dijeron ni pío los cuerpos policiales sobre este decomiso, sobre todo cuando recibieron órdenes de arriba de “cuarentearlo”.

Muy difícil la situación que viven los trabajadores en el complejo ferial, quienes se les están viendo negra, ya que aparte de que no les quieren reconocer los aumentos de salario, tampoco les pagan horas extras, les hacen firmar solo por 8 horas diarias, quien no acepte es amonestado y discriminado. Aseguran que a trabajadores que los obligaron a renunciar hoy están sometidos a control psicológico y psiquiátrico, dizque ante tanto acoso laboral.

El flamante nuevo jefe de la Zona Educativa dijo el pasado 25 de mayo, que en esta dependencia “hay gente que cobra sin trabajar” y que reúne los soportes para elevar la denuncia en Fiscalía. Eso sí, no dijo ni dice nada de los cientos de empleados (profesores, maestros, administrativos, periodistas, obreros, entre otros tantos), que trabajan pero no cobran por la ineficacia, la burocracia, indolencia, corrupción, venganza y otros males de la gestión pública. Aseguran que su antecesora incorporó más de 1.000 empleados a la ZE, sin tener ni los cargos disponibles ni la asignación presupuestaria para ello, muchos de ellos hoy siguen trabajando sin cobrar.

Definitivamente, se le volaron los tapones a doña Sagrada, durante la reunión celebrada el pasado 25 de mayo en la residencia del Gobernador, sobre los hechos ocurridos el 15 y 16 de abril. La diputada se cogió el show para ella, solo entraba quien ella quería, le dio la palabra a quien le provocó e incluso tuvo el tupé de mandar a sacar a uno de los abogados que ha estado defendiendo a los afectados, sólo porque no le cae. La verdad que este papelazo de “Doña Bárbara” no le queda nada bien. Recuerdo que cuando era pobre y no era diputada, era más humilde y no andaba con poses.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios