Cadena nacional interrumpe transmisión de la procesión

José Manuel Zaá | Foto: Archivo |

La cadena nacional de radio y televisión ordenada por el presidente Nicolás Maduro, y transmitida mientras miles de venezolanos seguían la procesión de la Divina Pastora, fue una bofetada a la devoción mariana y a la religiosidad popular.

Así lo cree el periodista y diputado al Consejo Legislativo del estado Lara, Nolberto Herrera, quien le dijo al equipo reporteril de EL IMPULSO en entrevista telefónica, que los integrantes del Gobierno confirman la poca creencia en Dios y su ideología marxista con dicho acto “de irrespeto”.

A su juicio, no solo se burló del pueblo venezolano al sacar del aire la peregrinación mariana, sino que también ofendió a la Iglesia cuando, con imagen de la Excelsa Patrona en mano, hizo mención a ella en la cadena.

“Fue una insolencia porque estamos hablando de un acto que no solo es importante para la los larenses, sino también para todo el país, nuestra Virgen es una referencia nacional e internacional que cada vez captura a más fieles”.

A su vez, sostuvo que la muestra del “Ejercicio de Acción Integral Antiimperialista Zamora 200” responde a la tesis oficialista de amedrentamiento, chantaje e infusión de temor en la gente.

“No sé que hace mostrando el armamentismo que no hace falta en el país, cuando aquí lo único que hay que combatir es el hambre, inseguridad y la corrupción”, sentenció.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios