60% de autobuses están paralizados en el Terminal de Pasajeros

Mariángel Massiah | Foto: Daniel Arrieta |

Según el presidente de la Federación Nacional de Transporte, Erick Zuleta, la inflación del transporte público se ubica en un 500%. Es una situación que en los últimos meses no solo ha afectado o disminuido la operatividad del transporte urbano, sino también de las rutas extraurbanas.

En los últimos dos años han dejado de funcionar seis líneas de transporte en el Terminal de Pasajeros de Barquisimeto, las cuales son Aerobuses, Flamingo, Rodovias, Responsables de Venezuela, Expresos Maracaibo y Unizulia. A pesar de que las líneas actualmente existen, abandonaron la ruta de Barquisimeto ante la falta de autobuses y la disminución en la demanda de pasajeros.

Melvis Quintero, quien tiene más de 36 años ejerciendo el cargo de gerente de Bayamaca, una línea que realiza viajes hacía Caracas, indicó que para este año la inflación de repuestos se acentuó y que era una situación que se visualizaba desde finales del 2016.

Relata que los cauchos que requieren sus unidades cuestan aproximadamente 800.000 bolívares y que el costo de las suspensiones, amortiguadores y lubricantes también se disparó.

“Caracas es la ruta más demandada y todas las líneas tienen falla de unidades. En nuestro caso, de 14 autobuses que tenemos, la mitad se encuentran paralizados porque no contamos con ingresos para repararlos todos. Al aumentar el precio de los repuestos debería incrementar el pasaje y cómo no es lo que sucede, simplemente ponemos a trabajar menos unidades y esperemos que un día no tengamos que desaparecer cuando el negocio ya no sea rentable”, expresó.

En tanto, Pedro Gutiérrez, despachador de Expresos del Sur asegura que una carro que vaya y venga de Caracas, con la capacidad máxima de pasajeros, puede obtener de ingresos 200.000 bolívares. Sin embargo en cada viaje están expuestos a que se reviente un caucho, se dañe la correa del aire acondicionado o se deterioró cualquier otro elemento de la unidad; y cuando así sucede, que es muy frecuente, los ingresos obtenidos no cubren ni siquiera los gastos operativos.

“Si un autobús está nuevo no va a pedir nada por largo tiempo, pero acá en Venezuela no hay producción de autobuses, solo los Yutones que trae el gobierno y siempre piden una u otra cosa y ni se diga de los autobuses Bucanas que los tenemos todos arrumados porque los repuestos vienen de Alemania”.

Gutiérrez también destacó que los Aeroexpresos Ejecutivos, una de las empresas más sólidas de Venezuela en cuestiones de transporte, está a punto de desaparecer.

Anteriormente la institución contaba con seis salidas al día, pero para la fecha tan solo tienen capacidad para cubrir la ruta de Caracas, quedando por fuera Puerto la Cruz, Puerto Ordaz, Maracaibo y Valencia. Frente a todas estas irregularidades, los transportistas temen y se preguntan ¿Cuál será el destino del transporte en Venezuela ante la insostenible inflación?

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios