Joven queda parapléjico al recibir balazo por presuntos “colectivos”

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano/Jairo Nieto |

A raíz de la herida de bala que recibió el pasado lunes 10 de abril de parte de supuestos “colectivos”, mientras se encontraba cerca de una manifestación en contra del Gobierno nacional, al oeste de Barquisimeto, Jhoiner Peña, un joven de 28 años de edad con déficit sensorial y cognitivo, no volverá a caminar en su vida.

Así lo comunicó el grupo médico que vela por su recuperación en el Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), donde se encuentra hospitalizado desde la nefasta noche.

Su madre y pilar de una familia con pocos recursos, Yaneth Hernández, confesó a EL IMPULSO que ha vivido una semana de zozobra e inquietud tras el lamentable suceso.

Peña fue alcanzado por un proyectil que le produjo una herida en la parte baja de la espalda, del lado derecho.

“Probablemente no vaya a caminar más nunca porque la bala se alojó en la vértebra L3.Fue intervenido por neurocirujanos y no solamente le lesionaron la columna sino también el colon y ahora tiene un colostomía, que tomará meses en recuperarse”, explicó el presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes (Somir) del Hcuamp, Jesús Guarecuco, quien ha seguido de cerca el caso.

La víctima ingresó al centro asistencial con un choque hipovolémico, contó. Actualmente se encuentra estable, aunque ha necesitado múltiples transfusiones de sangre, por lo que recurrentemente requiere donantes de tipo O Rh-.

Asimismo, su madre pidió a la colectividad colaboración para adquirir otras medicinas e insumos que requiere Jhoiner, como Fenobarvital, Ciprofloxacina, Leukoplas, Betadine, pañales de adulto y otros.

“Por Dios, por favor, por amor a Cristo, si él no se toma el Fenobarvital me convulsiona”, expuso Hernández, al mismo tiempo en el que puso a disposición el número celular 0412-7733849 para canalizar cualquier colaboración.

Lo sucedido el lunes 10

Los familiares de Jhoiner no saben bien qué sucedió, pues comentan que los llamaron para avisarles lo que había ocurrido en horas de la noche.

Peña resultó baleado específicamente en la intersección de la avenida Florencio Jiménez con avenida La Salle, uno de los puntos de concentración convocados por Voluntad Popular para protestar pacíficamente la tarde del pasado lunes.

Relataron testigos del hecho que todo transcurría con tranquilidad; gran parte de las vías estaban obstaculizada, pero sin mayores contratiempos. En las inmediaciones del Centro Comercial Metrópolis se encontraba un grupo de personas con cacerolas, pancartas y pitos en manos.

Con el pasar de las horas muchos se retiraron y, alrededor de las 9:00 p.m., se estacionó en la zona una camioneta roja tipo Pick up, era doble cabina.

Los testigos contaron que del cajón de la camioneta bajaron varias personas armadas y comenzaron a disparar repetitivamente contra el grupo de manifestantes; algunos corrieron y otros se refugiaron en la sede de la Fiscalía Segunda del Ministerio Público.

En medio de toda la balacera, dos personas cayeron al piso y los pistoleros aprovecharon para huir. Jhioner y un adolescente de 15 años de edad -con un disparo en el pecho-, fueron trasladaron hasta el Seguro Social Pastor Oropeza.

Una vez estabilizados, por la gravedad de las heridas, ambos lesionados fueron trasladados hasta el Antonio María Pineda. Tanto el menor de edad como Jhoiner fueron operados.

No estaba lanzando piedras

“Él escucha pero no habla”, contó la señora Yaneth sobre su hijo, quien sufre de “retraso sicomotor global”, el cual le impidió caminar hasta los dos años y medio de edad; ameritó terapias.

“Su pinza es pequeña. No tiene fuerza para lanzar una piedra. Él hace acto de presencia en cualquier actividad que se haga de este tipo, pero como dicen que estaba ahí haciendo ‘guarimba’ es mentira, porque no tiene la fuerza para lanzar una piedra”, afirmó.

Desde pequeño sufrió una parálisis cerebral infantil, por lo que se comporta como un niño.
“Suele andar en todas las manifestaciones bien sea del oficialismo o de la oposición, pues él se siente atraído por las multitudes”, expresó una allegada a la familia.

Aseguró que Peña suele concurrir la parada de Transbarca que se encuentra en la zona, donde ya es conocido y querido por las personas que hacen vida allí, puesto que están al tanto de su condición.

Por su parte, el equipo de médicos y profesionales larenses (abogados, psicólogos y otros) que se encuentra atendiendo a los más de 40 heridos en la entidad por las protestas hicieron un llamado a la colectividad para que coloque su grano de arena, poniéndose en contacto al 0414-5172681 o a través del correo [email protected]

“Todos los pacientes necesitan ayuda, puesto que la crisis de salud en Venezuela hace difícil que podamos conseguir los medicamentos”, destacó Guarecuco.

Fiscales comisionados para investigar

Los fiscales 6°, 16º y 21º del estado Lara, Luz Marina Araujo, Nátali Amaro y Carlos Arturo Muñoz, respectivamente, son los quienes se encuentran investigando las muertes de Miguel Antonio Colmenares, de un adolescente de 13 años y de Gruseny Antonio “Tony” Canelón, quienes fueron asesinados durante manifestaciones en contra del Gobierno nacional presuntamente por “colectivos” y funcionarios de la Guardia Nacional; hechos suscitados entre el 11 y 12 de abril del año en curso.

Los fiscales coordinan las actuaciones que realizan los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, a fin de determinar las responsabilidades penales correspondientes.

Colmenares y el adolescente habrían sido heridos de bala al oeste y al norte de Barquisimeto respectivamente.

Por su parte, a Tony le dispararon con una escopeta de perdigones a quemarropa en Palavecino. Un Fiscal de competencia nacional se acercó a la región para reconstruir los hechos.

Se pronuncian

La Confederación de Sordos de Venezuela (Consorven) exigió este domingo justicia para Jhoiner Peña.

A través de un comunicado de prensa, informaron que se trata de un joven de 28 años que padece de una parálisis cerebral infantil que le impide hablar y coordinar con destreza sus movimientos, y tras los disparos que recibió, presenta una infección y la imposibilidad de caminar nuevamente.

“Su madre, Yaneth Hernández, aseguró que Yoinier no se encontraba protestando en el sitio, solo estaba pasando por el lugar cuando resultó herido, por sujetos desconocidos, en medio de la situación irregular.

La bala le afectó el colon y la columna vertebral, está siendo atendido en el Hospital Antonio María Pineda de Barquisimeto y requiere con urgencia diversos insumos para poder cumplir con su tratamiento”, señalaron.

De igual forma, hacen un llamado para que se de cumplimiento a los artículos 81 y 101 de la Constitución, donde se establece el derecho al acceso a la información mediante elementos de accesibilidad: interpretación o traducción a la lengua de señas, para las personas con discapacidad, que en medio de tanta confusión, se convierten en los más vulnerables.

“Expresamos nuestro absoluto rechazo por este suceso, nos solidarizamos con los familiares y exigimos a las autoridades que se realicen las investigaciones correspondientes para que se haga justicia para este joven discapacitado que ha sido víctima de la violencia. Al mismo tiempo, condenamos todos los episodios que vayan en detrimento de la paz de la nación y exhortamos al Estado a que ofrezca las garantías necesarias para que las personas puedan ejercer libremente sus derechos y sean respetados”, puntualiza el comunicado.

 

Comentarios

Comentarios