Víctor Maldonado: Preocupación y angustia genera ajuste salarial entre empresas y trabajadores

Juan B. Salas | Foto: O. Azuaje |

Preocupación y angustia entre los trabajadores y las empresas, genera el último ajuste salarial del Gobierno, y mientras el ejecutivo continúe repitiendo lo que ha venido haciendo hasta ahora, vamos a tener los mismos resultados, advierte Víctor Maldonado, director ejecutivo de la Cámara de Comercio, Industrias y Afines de Caracas.

Señala que estamos en presencia de una hiperinflación que se explica, por la obsesión del Gobierno de continuar incorporando más masa monetaria, en la misma medida en que ha estado cayendo el Producto Interno Bruto, con más dinero y menos producción, el resultado al final del día, es la hiperinflación.

-Con esta hiperinflación y estos mensajes unilaterales que da el Gobierno, al aumentar el salario sin consultarle a nadie, lo que vamos a ver, adicionalmente a esto, es una ratificación de una tendencia terrible que vivimos en el 2016 y en el 2017, menos empresas en el sector formal de la economía, se producen menos empleos, que presionan sector informal de la economía y que facilitan todas las justificaciones que ya tiene la gente para irse del país, fuga de talentos, desempleo, informalidad, cierre de empresas, no es el cóctel que conduce a la prosperidad, es el cóctel que se traduce en servidumbre, por lo tanto, no es poca cosa que llamemos la atención, de que mientras el ejecutivo siga tomando estas medidas, se aleja de la posibilidad de recuperar la sensatez económica y de darle a los venezolanos, lo que quieren, normas claras y consistentes, respeto a los derechos de propiedad y una economía que esté al servicio de la gente, precisó Maldonado.

Advierte el dirigente gremial, que si el comercio sigue en esta trama, en donde tienen los precios controlados, son perseguidos indebidamente, no se les respeta el derecho de propiedad y donde se incrementen unilateralmente los costos, no pueden importar los productos que quieren ofrecer ni hay mercado nacional de producción, entonces simplemente la actividad comercial se hace inviable.

-Por lo tanto, lo que vamos a seguir viendo es, cierre de empresas, vamos a ver a los centros comerciales como más locales cerrados que abiertos, con menos disponibilidad de la oferta, lo cual es terrible,  no solo porque afecta al comercio, sino que afecta al país,  porque un país sin comercio, sin industrias y sin servicios, es un país que no puede darle incentivo a su circuito económico, porque sin empresas ni hay libertad ni hay empleo, y sin estos factores estamos todos a la mano de una lógica perversa de servidumbre, estatista e intervencionista, que no sirve para que la gente pueda vivir bien y en paz, aseguró en entrevista en televisión.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios