El arte de la barquisimetana Soraya Quintana

Nota de prensa | revistavenezolana.com |

Soraya Quintana es una de las venezolanas que nos representa con orgullo en el exterior. Es artista plástico, diseñadora Internacional y restauradora de arte formada en la ciudad de Barquisimeto. Actualmente reside en Madrid y ha visitado ciudades como Boca Ratón, Miami, Fortaleza Lauderdale, Boynton Playa, Oeste Palm Beach, Nueva Jersey, Nueva York y Filadelfia. En días pasados tuvo el honor de hacer conocer sus obras en Copenhague, Dinamarca, donde expuso varias piezas importantes que han obtenido el reconocimiento del público en Europa.

“Nací en Barquisimeto Venezuela, la tierra de los artistas. Desde los tres años cuando mi mamá me buscaba, estaba en un closet pintando, mi mamá descubrió muy temprano mi talento, y mis padres han sido un pilar para desarrollarlo.

Desde los siete años empecé a recibir clases privadas de arte con los más destacados artistas de mi cuidad, como Jorge Arteaga quien es muralista, Antonio Pavón y Díaz Lugo entre otros”.

Explica que a los 17 años, ya siendo bachiller, viajó a Bogotá a estudiar diseño interior en la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

“Quería fusionar el diseño con la plástica. De allí que me haya desarrollado en los murales, en las técnicas de paredes decorativas, acrílicos y collages.

La idea es ser versátil y dominar diferentes estilos para adaptarme a los consumidores y poder darles felicidad en sus hogares.

Que no solo compren una obra por lo que representa el artista, creo que esa debe ser la idea de llegar al público con el arte. Tengo una obra la cual amo y es una serie que esta alrededor del mundo llamada vida ”.

-¿Qué la inspira a la hora de crear?

-Dios es quien me inspira a la hora de pintar, los artistas pasamos por etapas de creación avance, actualmente me apasiona representar la vida de un bebé, feto en el vientre de la madre, y es un tema que ha conmovido al público alrededor del mundo, de hecho fue la primera obra que se vendió en Dinamarca.

En estos momentos viaja por Europa para dar a conocer su trabajo, pero ama a Venezuela, “un país hermoso. Los venezolanos somos familiares, amorosos, de gran corazón. Doy gracias a Dios por ser venezolana”.

Comentarios

Comentarios