Lara retorna al giro tachirense

Frank Depablos Useche Foto: Luis Salazar |

Lara marcó un destino y una huella en la Vuelta al Táchira al presentarse en la edición inicial en 1966 con Rafael Suárez, Antonio Fernández, Francisco Escobar y Rafael Peraza. Varias han sido las presentaciones, pero desde el 2007, la entidad, como divisa, salvo actuaciones individuales no ha dicho presente, por lo que la presencia del equipo Gobernación de Lara desde el viernes 8 vuelve a excavar para intentar rellenar los surcos de la historia.

Ahora el turno corresponde a un equipo novel en la mayoría de los integrantes, salvo José Ramos, curtido en las carreteras europeas y avanzado en tareas de envergadura como la jornada que se avecina.

Rafael Medina, Jean Carlos López, José Piñero, José Silva y Luis Fernando Mendoza serán los bregadores, aquellos quienes junto a un puñado de dirigentes intentan oxigenar al ciclismo rojiblanco que tantas y buenas batallas ha librado en escenarios nacionales, especialmente en las Vueltas a Venezuela y Táchira.

Dani Yépez, larense portador de una casaca de líder en el giro tachirense, diestro en virtudes y conocimientos para darlo a conocer a los bisoños, a los dueños del futuro, será quien ejerza las funciones de director deportivo en la escuadra que, aparte de la Gobernación de Lara tendrá el auxilio económico de otras corporaciones como la Alcaldía de Iribarren y empresas privadas: Restaurant El Gran Chivo y Repuestos Decorea.

Él (Yépez), tiene sus aspiraciones, pero son más los alientos hacia el futuro por la juventud del grupo, cuatro de ellos son parte de los 43 combatientes que tendrá esta nueva edición de la Vuelta al Táchira.

Por la rudeza de la cuesta, esa tríada de grandes trepadas: Cerro El Cristo, Casa del Padre y La Grita, Yépez apunta rápidamente en su memoria, y con justeza, el nombre de Rafael Medina, un quiboreño, de escasos 19 años, quien viene de fajarse en el ascenso hacia el Páramo de El Zumbador (Clásico JHS) con grandes escaladores como Jonathan Monsalve, a la postre ganador, y Jonathan Camargo, entre otros.

“Tiene mucha cadencia, soltura y cambios de ritmo en la cuesta, tanto a paso como parado en bielas”, resalta Yépez sobre Medina, finalmente cuarto en el Clásico JHS y con poco tiempo en el ciclismo por etapas, al debutar en la pasada Vuelta a Venezuela después de ser bicicrosista.

Tampoco olvida Yépez a Luis Fernando Mendoza, quien con 18 años recién cumplidos tiene contrato firmado para incorporarse al ciclismo europeo una vez concluya el giro del Táchira.

Queda para el técnico larense una gran interrogante y es cómo asimilarán sus conducidos la parte final de la prueba por el kilometraje acumulado y la dureza de la topografía a enfrentar.

Por eso la salvedad, porque con tan poca experiencia, la acumulación de kilómetros a elevado ritmo pareciera ser contraproducente, mientras para un veterano como José Rujano, gran favorito, esa situación se convierte en su principal aliado.

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios