Criterio de prioridad productiva podría ser peligroso

Rosmir Sivira | Archivo |
[email protected]

Los señalamientos del gabinete ministerial del área económica y del Presidente de la República, Nicolás Maduro, quienes han expresado que sólo se le otorgará dólares a aquellas empresas cuya producción sea de extrema necesidad, son muestra de un abordaje económico errado que podría resultar peligroso para el país.

Así lo considera Alberto Gámez, presidente de Fedecámaras-Lara y director nacional de la cúpula, quien sostiene que el empresario no cuenta con los medios para obtener por cuenta propia los dólares que requiere para su producción. “Quien maneja los dólares es el gobierno y el mercado negro, además de costoso es ilegal y no se reconoce en las estructuras de costos de nuestras empresas”.

Calificó esta problemática como grave y aseguró que el gobierno tiene pleno conocimiento de la situación.

“Muchas de las empresas que el año pasado salieron de vacaciones colectivas en diciembre, por falta de materia prima, maquinarias y repuestos, aún no han abierto y ni lo podrán hacer si el gobierno lo les otorga divisas”, manifestó Gámez, quien subrayó aquellas compañías que no sean calificadas de producción prioritaria por el gobierno parecieran estar condenas al fracaso.

Estimó que el 62% de las empresas del país (comercio, industria o intermediarios) podrían no entrar en el renglón prioritario mencionado por el gobierno, por tratarse de compañías de servicio, mantenimientos y otros. No obstante, su paralización perturbaría como un efecto en cadena a las que sí sean calificadas como prioritarias, ya que se surten de una u otra manera de las otras.

Para Gámez el contenido expresado en el Decreto de Emergencia Económica es de suma gravedad, por el grado de discrecionalidad con que se podrían aplicar estas medidas.

“No estamos de acuerdo con el decreto porque el presidente tuvo dos años de Ley Habilitante”, sostuvo Gámez. Asimismo, se preguntó: ¿Por qué en esos dos años no se tomaron estas medidas, sino que se hace hasta ahora?

No hay rectificación

Al consultarle si con este decreto se podría apreciar alguna señal de rectificación económica por parte del Gobierno nacional, Gámez se declaró incrédulo ante un cambio de este tipo. Sin embargo, dijo que sería preciso esperar los resultados.

En este sentido, rechazó que no se hayan dado a conocer detalles de los planteamientos formulados por el gobierno, entre estos el aumento del precio de la gasolina, paridad del dólar y otros.

“Sin ánimos de pleitos, nosotros siempre hemos querido el diálogo, creemos y seguiremos participando en el diálogo”, comentó Gámez, quien a su vez rechazó que para el acto de juramentación de la Comisión Económica no hayan invitado a representantes gremiales y de asociaciones productivas del país.

-Insistamos en la necesidad de llegar a una solución concreta para salir de este estado de gravedad en el que se encuentra sumido el país. Pero es preciso que se dé un diálogo abierto, constructivo y público.

Indicó que el aspecto positivo del Decreto de Emergencia Económica Nacional, es que así el gobierno reconoce el problema económico por el cual atraviesa el país. Sin embargo, calificó de “lamentable” que se quiera hacer ver que se trata de una situación “inducida”.

Rechazó que el Ejecutivo insista en culpar a empresariado y se niegue a trabajar a la par con este, a fin de recuperar la economía venezolana.

Leve arranque en 2016

Al consultarle acerca de cómo arrancó la industria larense en 2016, Gámez dijo que a pesar de no contar con cifras concretas al respecto, las cuales serán dadas a conocer en días posteriores, es sabido que el año no inicia con buen pie.

“El estancamiento es perceptible. Aquel flujo de dinero, ya no circula en este momento.

Hemos caído en recesión, tanto la parte industrial como comercial”.

La actividad industrial se encuentra paralizada entre el 48% y 50%

Comentarios

Comentarios