Fantinel: Sembrar 3 millones de hectáreas requiere invertir US$ 3.000 millones

Juan B. Salas | Foto: Archivo |

Para sembrar 3 millones de hectáreas de de diversos rubros, y poder atender efectivamente el consumo nacional, se requiere de entrada una inversión superior a los US$ 3.000 millones, aseguró el vicepresidente de Fedeagro, Celso Fantinel, quien ratifica su preocupación por cuanto aún no se cuenta con los insumos necesarios para el ciclo de siembra de invierno.

Explicó que en estos tres millones de hectáreas se sembraría maíz blanco y amarillo, arroz, café, caña de azúcar, hortalizas, leguminosas, sorgo, soya, de manera que teniendo los insumos adecuados, se podrían alcanzar altos rendimientos y así poder atender la demanda de alimentos que en estos momentos hay en el país.

Asegura que uno de los factores fundamentales para alcanzar estos objetivos, es destinar recursos para la investigación y las nuevas tecnologías, señalando que con la nueva Ley de Semillas que en estos momentos está siendo considerada por el Asamblea Nacional, se está dando un paso en la dirección correcta, por cuanto a través de su articulado se está resguardando la propiedad intelectual y dando protección al derecho de autor.

Sin embargo, Fantinel advierte que esta Ley de Semillas, una vez que se apruebe en segundo discusión en la AN, quedará allí porque si se sanciona, el Tribunal Supremo de Justicia, bajo el argumento de que la AN está en desacato, lo echará para atrás.

Precisó el dirigente gremial, que Venezuela cuenta con infraestructura de ensilaje suficiente, como para que se arrimen más de 4 millones de kilos de rubros alimenticios.
Recuerda que desde que asumió el cargo de Vicepresidente, Tareck El Aissami, Fedeagro ha estado solicitando una audiencia para exponerle la realidad del campo venezolano y solicitar su apoyo para obtener los insumos que permitan revertir la caída de la producción agrícola, pero hasta el momento no han obtenido ninguna respuesta.

Ratificó que las políticas de controles que ha venido instrumentando el Ejecutivo, le han hecho mucho daño a la agricultura nacional. Asimismo, indicó que uno de los factores que debe ser revisado con urgencia es el de la permisología, que tambien se ha convertido en un factor de perturbación para el desarrollo de la agricultura venezolana.

Denunció, que en estos momentos existe una falla de 80% de los productos para combatir la encefalitis equina, afirmando que ocurre lo mismo con la brucelosis y con la fiebre aftosa.

Por otra parte, señaló que el cambio climático está teniendo un impacto directo en la pluviometría del país, advirtiendo que si en un futuro no se cuenta con semillas resistentes a la sequía varios estados agrícolas del país, desaparecerán como productores.

Para cerrar con broche de oro, Fantinel advierte que en estos momentos, la poca producción agrícola que hay en el país, no se puede sacar porque los transportistas no tienen cauchos, baterías, lubricantes ni repuestos para sus camiones, además el estado de la vialidad agrícola es deplorable, por lo tanto prefieren no exponerse a continuar deteriorando sus camiones.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios