El fármaco para el tratamiento del H1N1 proviene del anís

Una gran cantidad de informaciones y opiniones se han replicado después que desde el Ministerio de Salud prohibieron el uso del oseltamivir (nombre comercial tamiflú), para el tratamiento y control de pacientes con H1N1.

Rafael Orihuela, exministro de Salud, dijo que se “está condenando a muerte a los pacientes”; mientras que Elías Mubayed, presidente del Colegio de Médicos calificó como una irresponsabilidad esta decisión, cuando este es el único fármaco cuya efectividad para tratar el virus de H1N1 ha sido comprobado por diferentes estudios científicos.

Ambos coinciden en que se trata en una guerra de ideologías, al recalcar en los medios de comunicación que “el virus fue creado por el Imperio para que la población tuviera que gastar miles de dólares en la compra de vacunas y tratamientos”.

Sea cierto o falsa esta premisa, la realidad es que existen decenas de personas enfermas con H1N1 en el país (confirmadas), y fallecimientos a causa del virus.

El anís tiene oseltamivir

Armando Sánchez, médico sanitarista y docente de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Ucla), explicó que el tamiflú se encuentra en la composición del anís estrellado de la China (illisium anisatum), planta que se cultiva en las provincias del sudoeste de la China y Japón.

“En Latinoamérica se cultiva, crece y su calidad es igual a la asiática”, precisó Sánchez.

Esta planta tiene un principio activo, el ácido shikimico, que es base para la elaboración farmacológica del oseltamivir ó tamiflú, utilizado en el tratamiento antiviral y en la quimioprofilaxis de la influenza.

“Toma el nombre de anís estrellado porque su fruto presenta ocho o doce folículos (deditos) de color marrón que conforma una estrella. Tiene agradable olor, sabor azucarado y es aromático. El acido shikimico también se extrae del anís  común (illisium verum). Se utiliza también como esencia en la alimentación”, detalló Sánchez.

Sin embargo, aclaró que es fundamental antes de tomar anís, ser evaluado por un médico, como parte de la atención medica primaria que debe tener quien presente síntomas de catarro.

Según el especialista en salud pública, las razones por la cual no hay oseltamivir podrían ser:

* Venezuela como país soberano no la produce.
* La alcancía está vacía.
* El tamiflú comprado puede estar vencido.
* No está en los inventarios de los laboratorios que lo producen  o está comprometido
* Por políticas de estado.
“El oseltamivir es una medida de prevención cuando el virus de la influenza H1N1 está circulando, como es nuestro caso, también acorta la duración de la enfermedad, disminuye su signo-sintomatología, evita complicaciones y muertes. Debe estar disponible para los pacientes”, sentenció.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios