Habitantes del sector La Ribera exigen solución definitiva

Lorena Quintanilla Muñoz/Fotos: Stiven Valecillos |

Cuatro casas del sector La Ribera sufrieron las consecuencias del derrumbe de un tálamo producto de las fallas geológicas que tiene el talud sur de la ciudad, desde la avenida Uruguay hasta el Garabatal. Eso fue el pasado 8 de diciembre, cuando autoridades regionales tuvieron que desalojar a cuatro familias. La situación no es nueva, la zona fue decretada como de alto riesgo, algunas personas están negadas a marcharse, otras esperan una solución de vivienda definitiva y no permanecer en la Villa Bolivariana toda la vida.

“Parte del cerro se vino y tapió la parte trasera de las cuatro viviendas afectadas, las familias fueron reubicadas”, recordó el señor Francisco Pacheco, mimbro de la comisión encargada de hacerle seguimiento al caso y que trabaja de la mano con las autoridades regionales.

“Todos, autoridades y Protección Civil, se comprometieron con las comunidades La Ribera, 13 de abril, Ciudad de Dios, Cruz del Sur, parte de sur de San Juan Barrera, las cuales están al borde del talud”, dijo.

Toda la zona, donde están dichas comunidades, fue calificada en emergencia.

Desalojo

Otras familias deben ser desalojadas. Sin embargo esa no es una solución definitiva al problema, es necesario resguardar la vida de las personas en riesgo pero también evaluar la posibilidad de vivienda digna, destacó Pacheco.

Precisó que unas 500 casas aproximadamente están ubicadas en la zona de riesgo.

“Unos saben que deben irse porque su vida corre peligro y otros no están de acuerdo porque no tienen a dónde ir o a dónde llevar sus enseres. Otros no quieren perder la buena ubicación del sector, sin embargo, algunos se oponen al desalojo por razones políticas, porque aseguran que no quieren nada con el gobernador. No entienden que su vida está en peligro”.

En la zona hay muchos ranchos y un círculo vicioso porque desalojan un inmueble y llegan otras familias a ocuparlos ante la lentitud de la solución.

Unas veinte familias no estarían de acuerdo con el desalojo, según Pacheco, quien tiene 15 años en La Ribera, sector con 27 años de fundado.

No nos olviden

Los vecinos les exigieron a las autoridades cumplir con los compromisos acordados.

“Deben concretar los acuerdos porque sino la gente seguirá levantando ranchos por lo cual la vigilancia debe ser permanente porque esos inmuebles vacíos se prestan para distintas cosas. Hay personas que se han dedicado al comercio de ranchos”, dijo Euclides Vargas.

Adelantó que el gobernador Falcón le habló a los vecinos de desalojar toda la zona de riesgo, demoler las casas y convertir la zona en un parque natural o pulmón vegetal.

“Debe haber autoridad, compromiso, seriedad y firmeza en lo que se promete. No puede permitirse más personas en la zona y evitarse una tragedia”.

Pacheco, por su parte, dijo que desde La Ribera se activó un equipo de trabajo solidario con las comunidades en peligro y en virtud del desalojo.

“Nosotros hemos estado podando los árboles para evitar que caigan sobre las casas, saneando un poco la humedad. Sería mucho mejor si Hidrolara se mostrara más activa, tuviera más presencia”.

Insistió en mayor seguridad para todas las casas y resguardo policial ya que existe riesgo de invasiones.

 

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios