Urbanizaciones Fundalara y del Este requieren atención

Abandonadas por las autoridades se encuentran la urbanización Fundalara y la urbanización del Este, dos amplias comunidades del este de Barquisimeto.
El primer problema que azota a los habitantes de Fundalara es la inseguridad.
Los afectados en mayor proporción son los estudiantes del liceo Ambrosio Oropeza cuando salen de la institución y sujetos armados les roban los celulares, el escaso dinero que llevan y otras pertenencias, incluyendo texto escolares.
Estos hechos delictivos ocurren cada vez que los jóvenes se dirigen a esperar el ruta 5 ó el ruta 21, alejados del liceo.
Pamela Bracho, trabajadora del recinto educativo, así como padres, representantes y miembros de la comunidad, al lamentar esta situación le hicieron un llamado tanto a los funcionarios de la comisaría de Fundalara, Guardia Nacional como a la Policía Nacional Bolivariana, para que patrullen constantemente la zona y eviten que los estudiantes sigan siendo víctimas de antisociales.
Bracho también señaló que la basura lleva alrededor de quince días sin ser recogida por el servicio de aseo urbano, al que le corresponde pasar los día lunes, miércoles y viernes.
Teme que a raíz de las bolsas acumuladas frente al liceo las ratas y cucarachas invadan el comedor, donde se alimentan los muchachos del Ambrosio Oropeza.
Aprovechó para pedir a la Alcaldía de Iribarren que envíe una cuadrilla de obreros a limpiar el drenaje que traviesa a la urbanización, porque no desean recibir la Navidad con la fetidez que desprende el canal por el agua estancada y el monte que no la deja correr libremente.

Huecos y aceras
deterioradas
Cráteres y aceras destrozadas marcan la pésima imagen de la urbanización del Este.
En dicho conglomerado las personas deben lanzarse a la calle porque caminar sobre las aceras les resulta más peligroso, puesto que desde hace varios años están deterioradas y con tramos sin losas.
Laura de Espinoza, habitante, indicó que la Alcaldía debe prestarle seriedad a este caso porque de lo contrario el resto de las aceras, que está en regulares condiciones, podrían desaparecer de un momento a otro.
El monte sobre las calzadas y la suciedad en las calles también se suman a la urbanización.
Al respecto, Alfredo Pernía sostuvo que si bien el servicio de aseo urbano le corresponde pasar los días lunes, miércoles y viernes lo hace en horas de la tarde, en muchas ocasiones próximo a las seis, cuando los perros hacen desastres con las bolsas.
Lamentó que por la ausencia de patrullaje la zona esté tomada por grupos delictivos dedicados al robo de vehículos y a residencias.
Denunció que justamente ante ese vacío de seguridad, sujetos venidos de otras partes asumen actitudes vandálicas y proceden a rayar la carrocería de automóviles con objetos contundentes, así como dibujar grafitis en paredes.

Fotos:  Richard Alexander Lameda

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios