#OPINIÓN Columnas Rueda el Balón 09-09-18

Fabio Pabón | Foto: Archivo/Referencial |

Desde el jueves pasado el mundo asiste a un nuevo torneo de Selecciones europeas y lleva el nombre de Liga de las Naciones, toman parte 55 países inscritos como miembros de la UEFA, la confederación que rige los destinos del fútbol organizado del viejo continente. La puesta en marcha del torneo no tuvo mucha promoción pero si mucha organización, exacta y precisa, tal como suele suceder en las citas deportivas del fútbol en Europa, quizás la saturación futbolera que dejó el recién finalizado Campeonato de la Copa de Mundo en Rusia, le restó promoción pero lo cierto es que hoy están en movimiento, en todas las canchas de la Confederación, este gran torneo.

La idea fue expuesta por el francés Miche Platiní hace ya casi una década y tomó forma durante los años del apogeo direccional del genial jugador galo en las altas esferas de la organización del fútbol mundial. La propuesta tenía su base en las fechas de los llamados partidos amistosos programados por la FIFA, las cuales tomaron esa calificación: “Fecha FIFA” de obligatorio cumplimiento por la mayoría de las selecciones del mundo pero sin ninguna otra motivación que no fuese lo amistoso de los partidos y el impacto de la presentación de los combinados más famosos.

La intención fue liquidar los partidos amistosos y colocarlos en una programación de verdadera competencia, con estímulos de cupos a la Eurocopa de las Naciones, la cual, en el caso de Europa, se realizará en el año 2020 en más de 12 ciudades diferentes del continente. Esta modalidad, es bueno señalarlo, se realizará de esa forma por primera y única vez en ese año, después de retornará al viejo formato de máximo dos países en sede compartida, las razones, se deducen, fueron intereses personales de algunas ciudades y un aumento voraz de los asuntos burocráticos.

Las autoridades cortaron de raíz el asunto. Lo cierto es que la idea de Michel Platini tuvo mucha receptividad porque los jugadores no le encontraban mucho atractivo a los amistosos de la FIFA en primera instancia y en segunda instancia, no significaban nada para al espíritu competitivo. El calendario del nuevo torneo, tal como lo propuso Platini, se jugaría en las fechas programadas por la FIFA para los amistosos pero sería una competencia con cupos clasificatorios, incluido el Mundial y, claro está, una sustancial recompensa monetaria. Pero el aporte más atractivo estuvo en la elaboración del formato para la participación de los 55 equipos de la UEFA, el cual rompería con las abismales desigualdades de los seleccionados nacionales.

Para ilustrarlo mejor y sin ninguna animo peyorativo y solo como un simple ejemplo comparativo, el formato es una división socio-política de clases sociales. Clase Alta, Clase Media y Clase Baja. En este caso se llamarán Ligas. La Liga A estará integrada por la élite encabezada por el actual Campeón Mundial, Francia. Cada Liga, a su vez, se divide en cuatro grupos de tres integrantes, de tal manera que las potencias se enfrentarán entre si, por eso vemos un grupo, por ejemplo, integrado por Francia, Alemania y Holanda o España, Inglaterra y Croacia y en total la integran 12 selecciones.

Es fácil imaginar cuáles son esas naciones. La Clase media o Liga B se encuentran equipos como Rusia, Ucrania, República Checa, Suecia, Turquía, Gales y Dinamarca. Luego se encuentra la Clase baja que la integran la Liga C y D, donde figuran Malta, Luxemburgo, San Marino, Noruega, Chipre, Grecia, Escocia y Kazajistan entre otros, son 31 equipos y son más números, por supuesto, que las liga A y B juntas. Ya comenzó, amigos, el laberintico torneo que tiene ascensos y descensos de liga a liga, según la actuación de cada selección. Mientras tanto Michel Platini verá por televisión su idea en acción, mientras llega el día 31 de Diciembre del año 2019, dia y hora que su suspensión de cualquier actividad relacionada con la dirigencia del fútbol y con el fútbol mismo, concluirá después de la borrasca que sacudió los cimientos vaticanos de Zurich y se llevó por delante todo el santoral de la FIFA, incluido al genial Platini que no pudo gambetear la justicia en su momento. Hoy veremos en vivo y directo el juego España-Inglaterra en el marco de la clase alta pero también se tendrá oportunidad de observar los juegos de la clase media y la clase baja, los televisan todos, incluidos Andorra y Luxemburgo.

Deportivo Lara: ganó

Sin jugar su mejor partido, Deportivo Lara ganó el domingo pasado su choque de calendario ante Carabobo F.C. y fue, sin duda, un alivio espiritual y una motivación futbolística para todo el plantel. La razón es que Deportivo Lara ganó con solvencia a un rival que dio batalla pero perdió ante la presión elaborada del cuadro larense. No podemos afirmar que los rojinegros de Lara funcionaron a cabalidad y con expresión de superioridad pero si podemos afirmar que nunca se quedó sin brújula, incluidos algunos pasajes, donde el rival le exigió pensar y razonar.

Fue un triunfo para el optimismo y para el reencuentro con la victoria. Solo nos queda esperar una nueva presentación del cuadro larense ante su afición, la cual será el próximo domingo ante Estudiantes de Caracas, un rival accesible pero que complica con su juego intenso y de marca. Una nueva victoria despejaría el camino hacia el octogonal de las llaves que es el propósito inmediato. La clasificación a ese episodio del torneo debe encontrar al equipo en su curva máxima de rendimiento. El triunfo sobre Carabobo fue un pasaporte de solvencia para consigo mismo y obedeció a una actitud positiva y segura que el equipo no había mostrado hasta ahora. El futuro se observa prometedor, además no debemos olvidar que Deportivo Lara es el actual sub-campeón de Venezuela, vigente.

Ferretería Cataldo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios