El Rincón de los Miércoles 14-03-2018

Nueva Segovia de Barquisimeto tuvo en el pasado el orgullo de ser calificada como una de las ciudades más bellas del país gracias a la estupenda cultura ciudadana de sus habitantes convertidos en guardianes de los valores más preciados y conducta rectilínea de su gente.  No es nada fácil entender cuáles han sido la causa fundamental del violento cambio sufrido en los últimos 20 años por la capital larense, aunque para muchos su crecimiento poblacional ha sido una de las principales causas de la transformación debido al éxodo de centenares de miles de personas hacia las grandes ciudades que no estaban preparadas para recibirlas, tal como está sucediendo  en países vecinos con la diáspora nacional. Como consecuencia del fenómeno migratorio aludido y el desinterés oficial ante los problemas, Barquisimeto comenzó un proceso de deterioro urbano que parece no detenerse en la medida que avanzamos en el siglo. Todos los días se multiplican las deficiencias de los servicios públicos ante la indiferencia casi total no solamente de los encargados de la administración municipal, obligada como está en la salvaguarda de los intereses comunitarios sino también de la herencia de las nuevas generaciones a las que estamos obligados a dejarle una ciudad digna de vivir en ella, y no solamente un montón de ruinas de lo que pudo haber sido el orgullo de la región centro occidental. La Nueva Segovia languidece y muere lentamente a causa de la indiferencia de quienes vivimos estos tiempos turbulentos. Muchos han tomado la decisión de abandonarla a su mala suerte ante la necesidad imperiosa de sobrevivir al desastre. Su color cromático en la tarde se ha cambiado por una oscura noche. Solo las luces de los vehículos rompen la monotonía del paisaje nocturno, tenebroso y peligroso. Ya no hay serenatas a la luz de la Luna y los cantores también escapan dejando a solas las destinatarias de romances y sueños.

II

Todos los días los medios de comunicación reseñan los saqueos de los cuales ha sido víctima Petróleos de Venezuela. Han esfumado millones de dólares que, sumados juntos hubiesen servidos para dotar a Venezuela de grandes infraestructuras en materia hospitalaria, educativa, agrícola y pecuaria e industrial, similar a cualquier país del primer mundo. Con ese montón de dinero defraudado a Pdvsa  ningún venezolano estaría hoy viviendo como emigrante y cada uno de tres venezolanos fuera propietario de su vivienda. Al saquear a la industria petrolera han impedido que millones de niños y jóvenes venezolanas se formaran en importantes universidades nacionales y extranjeras para ofrecer su talento a Venezuela, como pasó una vez con las becas Gran Mariscal de Ayacucho…..!PROMESA! El Presidente Electo de Chile, Sebastián Piñera ha prometido convertir a su país en un país de Primer Mundo en un proyecto de ocho años. Más de 79 por ciento de los chilenos piensan que podrá lograrlo, tal como sucedió con su fortuna personal, y con la ayuda de hombres y mujeres de inigualable talento que formarán parte del próximo Gabinete. La llegada de miles de venezolanos a Chile le permitirá a Piñera contar con profesionales de alta gama dispuestos a colaborar con esa propuesta presidencial. Lo más indignante de todo esto es el silencio oficial. En ninguna de las fastidiosas y permanentes cadenas de radio y televisión se limitan desde hace algún tiempo a resucitar las peroratas del fallecido y a la transmisión de publicidad electoral disfrazada y ventajista, pero evitan siempre a poner sobre el tapete las investigaciones de las corruptelas en Pdvsa.

III

Menuda paliza se ha llevado la izquierda en las pasadas elecciones legislativas de Colombia con Álvaro Uribe liderando a los demócratas en una jornada memorable. No pongan en duda que el próximo presidente del hermano país será  Iván Duque, en la segunda vuelta  tal como lo vaticinamos en pasadas entregas de esta columna. Gustavo Petro, el ex guerrillero del M19, de triste recordación para Colombia, quedó tirado en la cuneta, como se esperaba, al igual que los bandoleros de las Farc que pretendían colarse en el barco de la democracia. Apenas 50 mil votos, seguramente aportados por los  una izquierda que se bate en retirada en nuestra América Latina. Venezuela, afortunadamente, ya tiene otros amigos en la región con la llegada al poder  de Sebastián Piñera en Chile y la próxima presidencia de Iván Duque en Colombia. Álvaro Uribe: 864.000 votos, el legislador con más apoyo popular en Colombia. (Ná guará, como decimos por aquí en Lara)…..!MEDIOS!: La región crepuscular está punto de quedarse sin medios impresos en pocos días, según me cuentan. El gobierno sigue sin suministrar.es el papel para sus ediciones. En tanto se gastan millones en propaganda política. Les cuento que en Francia la Constitución del país obliga al Estado a no permitir la desaparición de ningún medio de comunicación y prestarle la ayuda económica que necesite. (Léanse la Carta Magna del país galo).

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios