El Rincón de los Miércoles 27-04-2016

I

En Venezuela hay dos realidades, una de ellas muy virtual, y la otra una verdadera, inobjetable por lo demás por ser visible y cotidiana, producto de un sistema político fracasado que tiene ya más de 17 años autodenominado por sus mentores como una revolución socialista. Ya con esa etiqueta ha debido presumirse lo que podía pasar con un gobierno de ese tipo. Hoy casi todo el país vive uno de sus dramas menos imaginables. La riqueza de la cual siempre presumíamos ya no existe por lo cual no ha sido posible sostener el crecimiento y el desarrollo de una Venezuela que apuntaba a ser un ejemplo de modernidad en nuestra América Latina. Hoy la pobreza se ha extendido como una epidemia y se agrava cada día dejando a su paso un saldo lamentable. La escasez de alimentos, medicinas y otros productos alternativos de uso común del ciudadano desaparecieron sin dejar huella. Los salarios de los trabajadores de todos los niveles ya se etiquetan sin temor alguno de miserables sin poder resistir los ataques de una inflación que aumenta considerable con el paso del tiempo. Mientras el aparato propagandístico del gobierno intenta acallar las protestas públicas con mentiras y medias-verdades, el pueblo venezolano se entretiene en las colas en búsquedas inútiles en  centros de consumo que agotan rápidamente lo poco que pueden vender. El “bachaquero” actúa impunemente, hasta con apoyo armado sin ningún control sobre los precios de la re-comercialización de  los productos subsidiados en una orgía de precios que no pueden pagar los sectores más vulnerables de la población. Por eso señalábamos antes las dos verdades con las cuales vivimos en la Venezuela de hoy. La canciller, por ejemplo, le asegura al mundo que aquí no tenemos problemas con el narcotráfico, mientras otros funcionarios de alto rango se empeñan en hacer creer que vivimos en un país donde todo es normal y acusar al “imperio” como culpables del desastre económico y de los males que padecemos eludiendo responsabilidades y achacándoselos a los enemigos de una revolución fallida que no ha sido capaz de ofrecerle a los venezolanos una mejor calidad de vida.

II

¡EL SHOW! Vicente Fernández, al despedirse en el mega concierto que ofreció en el estadio Azteca de Ciudad de México les dijo a las 80.000 personas que lo fueron a ver que si llegara a tropezar con Donald Trump, el aspirante a candidato del partido republicano para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, le iba a mentar la madre y a escupirlo. Lo calificó de “méndigo”. Trump no ha dejado de ofender al pueblo de México al que amenaza con levantar un muro para evitar que sus ciudadanos pasen por las zonas fronterizas… ANIVERSARIO: El tiempo, viajero inexorable que parece borrarlo todo. No ha podido desaparecer el recuerdo que todos tenemos de Javier Solís, un cantante de voz varonil que hizo del bolero estupendas versiones acompañadas de mariachis y un sentimiento único. Hace 50 años nos dejó Javier Solís y nació una leyenda de la música popular, tan grande como la de Pedro Infante o Jorge Negrete. Su verdadero nombre fue el de Gabriel Siria Levario.

III

La escasez de leche en Venezuela compromete el desarrollo pleno de nuestros niños, según denuncia el Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, que advierte de la importancia del consumo de lácteos que provee diferentes proteínicos que requieren los infantes para su crecimiento y desarrollo. Desde hace algún tiempo este cronista ha venido observando que lo que se expende en el país no es leche, sino un producto llamado “Bebida Láctea”, que pretende pasar inadvertido cuando en realidad es una mezcla de agua y leche, según me confesó un proveedor, no sin dejar de avergonzarse por cobrarme como si fuera leche de verdad. Ese detalle, ya del conocimiento de las madres de los niños, no tiene, como es de suponer, esas proteínas que demandan los especialistas, por lo cual estamos en presencia de otro motivo para reclamarle al gobierno el sospechoso silencio que guardan las instituciones sobre este daño, casi irreparable  que se les hace a nuestro futuro.

IV

Rafa Nadal ha vuelto a ganar. Esta vez en el prestigioso “Conde Godó” de Barcelona, en una demostración contundente que nos alegra mucho a quienes le admiramos. Hoy, con esa victoria Rafa iguala la marca de Guillermo Vilas en victorias en tierra batida y se preparaba superarla en el próximo Abierto de Francia donde se ha coronado un montón de veces. Por otra parte terminamos estas líneas con la esperanza que ayer el Real Madrid haya superado la prueba ante el Manchester City en su camino hacia la conquista de la Champions. ¡Hala Madrid!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios