Los más pobres son más afectados por la alta inflación en Venezuela

Los más afectados por el aumento sostenido de la inflación son los más pobres, por eso no justificamos que las medidas que asume el Gobierno para supuestamente combatirla lo que hace es generar incertidumbre y desconfianza, asegura el economista José Guerra miembro del Equipo Económico del Comando Venezuela, junto a Sary Levy en conferencia de prensa.

Preciso que la inflación no se no se combate con decretos sino generando confianza para construir juntos, esfuerzo privado y público, una economía sana, estable y que tenga como eje  central al ser humano, al ciudadano venezolano

Guerrar recordó que el índice inflacionario más alto lo presenta el ramo de los alimentos y esto afecta al estrato más pobre quienes dedican el 45% de su gasto a la compra de productos de la cesta básica.

-Es decir, los venezolanos más pobres utilizan casi la mitad de su dinero para la compra de alimentos, por eso decimos que la inflación es el impuesto de los más pobres, quienes no pueden invertir su dinero en recreación, bienes que se revalorizan  o en divisas y por eso aseguramos que el análisis que hicieron los voceros del Gobierno central es bastante limitado pues la presión inflacionaria sigue latente sobre todo en el sector alimentos en un país en el que los salarios de los trabajadores suben por las escaleras, mientras la inflación lo hace por el ascensor-.

Precisa que la inflación venezolana es la más alta de Latinoamérica y según explicó la misma es producto de las políticas erradas del Gobierno Central.

-El control de precio, por ejemplo, está estrangulando la economía y ese problema se manifiesta en el índice de escases que  en marzo se calculaba en 11% y en el mes de abril saltó a 15%. Esto quiere decir que de cada 100 productos que existen en los establecimientos comerciales, 15 se encuentran ausentes, esto explica los episodios de escases de la leche, azúcar, aceite, harina,  el articulo más caro no es el que cuesta  más sino el que no se consigue-.

Señaló que la escasez se da por el colapso de la producción de alimentos en Venezuela, que ha  sido cubierto por las importaciones. “Entre diciembre de 2007 y enero de 2012, la producción de alimentos aumentó apenas 4%, menos de 1 % anual. Mientras la inflación aumentó en ese mismo período 170%, entonces hay un rezago de costos y esto dificulta que la inflación de alimentos disminuya”.

Para combatir la inflación

Por su parte, la economista Sary Levy aseguró que para disminuir la inflación se deben ejecutar cuatro ejes fundamentales. “Primero se debe incrementar la oferta interna de bienes, en particular la de bienes alimenticios, porque son justamente esos bienes los que afectan a la población más necesitada económicamente, en segundo lugar se debe promover la autonomía del Banco Central y hacer eficiente y transparente el gasto público brindándole programas sociales a quienes de verdad lo necesitan y finalmente promover la competencia para que la producción nacional que se esté generando sea competitiva y permita al consumidor ser el primer beneficiario. Nuestra idea es favorecer al productor nacional para que sea competitivo.”

Foto: Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios