Luis Izquiel: Si Gobierno mantiene odio no se acabará la violencia

    En un 8% se incrementaron los índices de violencia en Venezuela con respecto a 2012, afirmó este domingo el coordinador de seguridad de la Mesa de la Unidad Democrática, Luis Izquiel.

    El abogado penalista desmintió las cifras oficiales de homicidios, y lamentó el “cerco de censura” que asegura impone el Gobierno para ocultar la realidad.

    “A pesar de las estadísticas falsas y contradictorias que casi a diario suministra el ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, la realidad es que la inseguridad en Venezuela sigue en ascenso”, señaló.

    La afirmación estaría ratificada por la información extraoficial que señala que en lo que va de 2013 más de 4 mil cuerpos ingresaron a la morgue de Bello Monte, lo cual refleja el índice de homicidios tan sólo del Área Metropolitana de Caracas.

    “Esto representa un aumento de cerca de 8% con respecto a lo ocurrido en 2012. Un récord histórico”, subrayó Izquiel.

    En cuanto a las causas de este progresivo incremento, que hace que todos los años se batan récords históricos, “no tiene su origen en el aspecto mediático, tal como reiteradamente lo quiere hacer ver el Gobierno nacional, sino en temas como el déficit policial, la proliferación de armas de fuego ilegales, el secuestro de las instituciones del sistema de justicia, la impunidad, la falta de inversión y la crisis carcelaria”.

    Por eso desestimó la efectividad que pueda tener la campaña mediática “por la paz” desplegada por el Ejecutivo.

    “Es difícil que una campaña de concientización contra la violencia tenga algún éxito en Venezuela, mientras simultáneamente tengamos un Gobierno que, entre otros aspectos, promociona milicias obreras, protege y estimula a colectivos armados, y mantiene un discurso que busca sembrar el odio y la división entre los venezolanos. Los mensajes contradictorios que envía impiden que se logre algún avance en esta materia”, resaltó el representante de la MUD.

    Finalmente, Izquiel envió un mensaje: para combatir el problema de la violencia el primer paso es reconocer su origen.

     

    PUBLICIDAD

    Comentarios

    Comentarios