Delincuentes someten a una familia dentro de su vivienda

Karina Peraza Rodríguez |

Todos son susceptibles a la ola delictiva por la que está atravesando el país. Nadie se escapa, ni siquiera los uniformados y prueba de ellos es que tres delincuentes sometieron a un funcionario de la PNB, se introdujeron a su vivienda, lo obligaron a él y su padre a cargar con los electrodomésticos hasta su propio vehículo.

Los ladrones fueron sorprendidos por una comisión de Polilara, quien fue alertada del hecho delictivo y en tiempo récord se apersonaron a la avenida 1A, entre calles 8 y 9 de La Mata en Cabudare, abatiendo a uno de los presuntos atracadores y lograron la detención de tres sujetos. En el medio del enfrentamiento el efectivo y su padre salieron lesionados.

 

Funcionario andaba de civil

Eran las 11:30 de la noche del miércoles, cuando Jhonny Alfonzo Torres (26), funcionario activo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), llegaba a casa de sus padres en La Mata, Cabudare, municipio Palavecino. Cargaba el carro de su padre, un Daewoo Cielo vinotinto. El efectivo vestía de civil. Bajó, abrió el portón de la vivienda para entrar. Se volvió a montar en el carro y cuando lo estaba metiendo es sorprendido por tres delincuentes, quienes con arma en mano lo sometieron e hicieron que apagara el carro.

El portón quedó abierto, porque el vehículo estaba con la mitad hacia la acera y la otra hacia el portón. Los maleantes sometieron al joven hacia el interior de la vivienda, allí se encontraron con el señor Jhonny Ramón Torres Pérez (48), padre del PNB y la madre. A todos los amenazaron de muerte.

Padre e hijo fueron obligados por los jóvenes a cargar unos electrodomésticos. Se trataba de un televisor plasma, una computadora y una impresora. Paralelamente los vecinos se dieron cuenta que la familia estaba sometida, por lo cual no dudaron ni un segundo en llamar hasta la comisaría de Polilara, sin ni siquiera decir que en la morada había un efectivo, tan solo indicaron que se trataban de unas personas a las que tenían sometidas. Una comisión se acercó al lugar en menos de dos minutos de haber recibido la alerta, comentó un vecino que no quiso identificarse por temor a represalias.

La patrulla llegó y se atravesó en la puerta de la casa sorprendiendo a los delincuentes, quienes dispararon contra la comisión y los funcionarios repelieron la acción de la misma forma.

En ese momento padre e hijo venían cargando los electrodomésticos, para introducirlos en su propio vehículo, quedando en medio de la línea de fuego.

Los vecinos describen que la ráfaga de disparos fue fuerte y tres personas cayeron al piso heridas: el funcionario recibió un disparo en el hombro y el codo; su padre uno en el muslo izquierdo y uno de los presuntos delincuentes quien recibió múltiples impactos.

La señora estaba dentro de la casa, y los otros dos hampones saltaron tratando de escapar pasaron por varios techos pero cayeron en una negocio cerca de la casa y allí fueron acorralados. Como no tenían escapatoria fueron aprehendidos.

Los heridos fueron trasladados hasta el ambulatorio de Cabudare y referidos hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda. El efectivo y su padre fueron estabilizados y están fuera de peligro. El joven no aguantó las heridas y falleció.

 

Son del oeste

Edilberto León, director de Seguridad y Orden Público, identificó al joven abatido como Giorman Alejandro Chávez González (23), residenciado en la calle 48 con avenida San Vicente. Los detenidos fueron Jean Franco Palma Adjunta (20), a quien le fue decomisada una escopeta calibre 12 milímetro, residenciado en la calle 50 con la avenida Fuerzas Armadas, y Moisés Antonio Palma Adjunta (18), residenciado en la calle 48 con avenida San Vicente.

León indicó que los funcionarios además se llevaron el vehículo Daewoo Cielo con todos los electrodomésticos en el interior como parte de la evidencia. Así mismo recibieron la información que a los jóvenes los había dejado un vehículo. Se trataba de un Volkswagen Gold verde, de placas CAG 83X.

Los Polilaras culminaron su procedimiento pero continuaron su patrullaje por todo Palavecino, atento con las características del vehículo que escapó y a las 5:45 de la madrugada de ayer, por las adyacencia del Polideportivo de Palavecino, avistaron el carro que fue detenido. Era manejado por Ángel David Giménez Palencia (23), residenciado en Asentamiento Campesino La Mata, en el municipio Palavecino. Esa persona  transportaba a los jóvenes y se presume que es uno de los que pasa la información de posibles lugares donde actuar.

El joven se le encontró en su teléfono celular que lo vinculaba con los otros jóvenes pues avisaba que habían abatido a uno de los muchachos y los otros habían sido capturados. En cuanto a la propiedad del vehículo indicó que era de su madre. Dentro del vehículo había un carné de una persona que trabaja en el Concejo Municipal de Iribarren. Todo está siendo sometido a investigación.

Trascendió que los jovencitos se dedicaban al robo y hurto de vehículos y algunas residencias.

El director de Seguridad y Orden Público del estado manifestó que el resultado de dicho procedimiento, durante el cual se logró frustrar el robo, es el resultado de la oportuna denuncia. Alentó a la ciudadanía a confiar en los cuerpos policiales y a no callar las acciones delictivas que se registran en las distintas comunidades. Lamentó que uno de los presuntos delincuentes fue abatido y las dos víctimas lesionadas, pero es parte del procedimiento.

Fotos: Ángel Zambrano

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios