Guaros de Lara se impusieron sin misericordia

Francisco Vega Riera/ Enviado especial | Foto: Cortesía Guaros de Lara |

Los Guaros de Lara se pusieron a tiro del pase a la final de la Conferencia Occidental en la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) 2017, al someter a los Trotamundos de Carabobo, 96-87, a base de mucha entrega e intensidad en defensa y certeros ataques desde la media y larga distancia en la segunda mitad, para así irse arriba 3-1 en el Fórum Plaza Arena de la capital carabobeña.

El equipo del argentino Guillermo Vecchio se puso a tiro del pase y tiene la oportunidad de finiquitar esta misma noche, a las 7.00, en ocasión del quinto juego y tercero consecutivo como visitante. Lo hizo con media docena de triples a partir del tercer cuarto, con la defensa de Elvis Báez, con los rebotes claves de un inspirado Lazar Hayward, las canastas bajo el aro de Néstor Colmenares, los tiros libres de José Vargas, la explosividad de Nate Robinson -hasta su salida por el límite de fouls tras un nuevo episodio con los árbitros- y un par de bombazos de Heissler Guillent en el tramo decisivo.

Fue un esfuerzo de equipo en ambos costados de la cancha. Cinco jugadores anotaron diez o más puntos, en una noche de 20 asistencias por apenas 11 pérdidas, de 22 puntos a partir de las pérdidas del rival, de 17 en segunda oportunidad y nueve al contraataque y con una banca que aportó 24 unidades. Robinson cerró con 22 puntos y cuatro asistencias, Hayward con 20 y 12 rebotes, amen de cinco asistencias, Vargas con 18, Colmenares y Gregory Echenique con 12 cada uno y Guillent con 10.

Por Trotamundos fueron insuficientes los 26 de un infatigable Ricardo Powell y 21 con siete asistencias de David Cubillán. A pesar de un legítimo esfuerzo, no encontraron soluciones a los ajustes de Guaros en la segunda mitad, sus pérdidas les costaron caro y perdieron fuelle en lo físico al cierre, quizás por el poco uso de la segunda unidad por parte de Rubén Magnano.

Con paciencia

Guaros, que salía sin Zach Graham por una molestia en su pie derecho, abrió con Nate Robinson, José Vargas, Luis Bethelmy, Lazar Hayward y Gregory Echenique y Trotamundos lo hizo con David Cubillán, Dwight Lewis Padrón, Anthony Pérez, Ricardo Powell y Josh Powell. Los locales tomaron ventaja de 19-18 de la mano de un certero Cubillán, con ocho puntos (dos triples) y un Josh Powell que aprovechó la temprana salida de Echenique por un golpe en la cabeza.

Los larenses se mantuvieron cerca en el segundo cuarto al volver Echenique (ocho puntos en esos minutos), quien apoyado por Hayward y Robinson hacía contrapeso a la producción de Ricardo Powell y Cubillán (14 puntos entre los dos en el parcial). Los árbitros y Robinson entraron en diatriba y lo aprovechó Lewis para cobrar tiros libres que dieron un margen mayor a los anfitriones, 43-38.

La reacción

Robinson entró con la mentalidad adecuada a ese tercer cuarto y con siete de sus 22 puntos, apoyado en Echenique y Hayward más cerca del canasto, impidió que la sociedad de los “Powell Rangers” (15 puntos en el parcial) causase más estragos. El juego entraría así empatado al último parcial, 61-61.

La gran defensa de Báez, la sangre fría de Vargas al ir a la línea personal, la habilidad de Robinson al sacar temprano un foul de tres tiros libres justo después de un triple y lo intenso de Hayward en la toma de los rebotes, además de los pases recibidos bajo el aro por Colmenares y un par de bombazos a tiempo de Guillent, apagaron a un Expreso Azul que llegó a estar abajo por 13 (80-67) y pese a una leve reacción (80-73) no tuvo los arrestos para evitar que el peso del 3-1 les cayese encima.

Guaros está ante una oportunidad dorada de acabar las cosas esta misma noche a las 7.00 y como mínimo tiene la tranquilidad de poder volver a casa en ventaja, mientras la otra serie de la Occidental, entre Cocodrilos de Caracas y Toros de Aragua, se empató (2-2).

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios