Ingesta de cocuy habría causado su muerte

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |
familiares en la morgue 02112017 foto angel zambrano

Sus familiares denunciaron este miércoles a EL IMPULSO que su muerte se dio en extrañas circunstancias. Después de realizada la autopsia, el día jueves, se considera posible que el cocuy que bebió la noche anterior desencadenó su fallecimiento.

Juan Carlos Pérez, de 34 años de edad, salió el viernes con su compañero de crianza, quien aparentemente lo llevó a tomar ron en la casa de una mujer en la calle 48 con carrera 17.

Allí estaban dos parejas. Se tomaron dos botellas de ron y luego salieron a comprar cocuy. Finalmente fueron a la cama, como a las 3:00 a.m. del sábado y en estado de embriaguez.

Supuestamente Juan Carlos durmió todo el día y, a eso de la 5:00 p.m., la dueña de la casa se dio cuenta que el hoy difunto tenía espuma en su boca.

Lo llevaron al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) convulsionando en horas de la tarde del sábado.

Permaneció en el centro asistencial inconsciente hasta la madrugada de este miércoles, cuando sufrió un paro respiratorio.

“Eso está muy raro. La muchacha dijo que él (Gutiérrez) se levantó y se fue a las 7:00 de la mañana. Algo le dieron (…) Que agarren a esa mujer que es la que sabe todo, sus versiones no concuerdan”, manifestó a EL IMPULSO la viuda de Juan Carlos, Joana Rodríguez.

Sin embargo, se conoció que la autopsia arrojó muerte por meningitis que posiblemente fue causada por intoxicación alcohólica.

“Estoy con la duda de que sea meningitis”, declaró el padre del hoy occiso, Antonio José Pérez León, quien criticó que las autoridades paralizaron la investigación después de realizada la autopsia.

A su juicio, debe investigarse la procedencia del cocuy y otras cosas. Es por ello que acudirá al Ministerio Público en los próximos días.

Tras la partida de Juan Carlos quedan sin padre tres menores de edad.

Segundo posible caso por cocuy

Cabe recordar que a mediados de septiembre de 2017, falleció en Acarigua una joven larense después de comer parrilla y emborracharse con cocuy “preparado”. Su nombre era Yusberly Beatriz Vásquez, tenía 21 años de edad y era oriunda de Duaca.

En ese entonces se dijo que, pasadas las 10:00 p.m. y producto del estado de embriaguez, la joven vomitó para después irse a la cama; nunca despertó. Fue en la mañana siguiente, cuando sus amistades se dieron cuenta que había fallecido.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios