#RevistaGala Bombas de baño…: Burbujas por doquier

Andrea Joseph @Galalarevista/andreajosephsilva |

Creemos que no existe nada más relajante que después de un día de mucho trabajo, lo primordial, es darte un baño de burbujas, apenas llegues a tu hogar. Las bombas de baño, son muy sencillas de hacer, económicas y muy divertidas, tan fáciles que hasta podemos fabricarla con los más pequeños de la casa

Las propiedades terapéuticas que posee la sal, traen consigo innumerables beneficios que van, desde brindarte un momento placentero, hasta la obtención de una piel más hidratada, saludable y alejada de patologías dermatológicas. Las bombas de baño o también conocidas como “Bath Bomb”, están tomando muchísima popularidad por sus deliciosas fragancias, que podemos adaptar a cualquier estación del año, además que sus ingredientes, aportan beneficios para nuestra dermis. Básicamente, son pastillas que sólo con sumergirlas y estar en contacto con el agua caliente de la bañera, se activa un efecto efervescente, llenando de divertidas burbujas que tiñen de color el lugar y sueltan a la vez, esencias que provocan una agradable sensación con efecto de aromaterapia; esta maravilla, funciona como revitalizante que ayuda a relajar los músculos,  mientras liberan al cuerpo de toxinas,  aliviando el estrés.

Suelen presentarse en formas de esferas, pero las hay de todo tipo de apariencias, aromas y colores. Existen un montón de opciones para escoger por lo que puedes encontrar la bomba perfecta para cada uno de tus baños y cada una con beneficios diferentes que de seguro ni te imaginas. Hacer bombas de baño caseras nos permite dar rienda suelta a nuestra imaginación, realizando miles de combinaciones con las fragancias y colores que más nos gusta, además, es un proyecto que resulta muy económico de hacer en casa.

Si te declaras adicto a esta maravillosa invención, pero no quieres gastar tanto dinero, con esta simple receta te incentivamos a que hagas manualidades y pruebes hacer tus propias bombas relax, tan simple como un día de spa desde la comodidad de tu casa. ¡Te sorprenderás lo fácil que es hacer tus propias bombas!

¡Inventa!

Necesitarás:

600 gr Bicarbonato Sódico

300 gr Ácido cítrico

75 gr de Almidón de maíz

15 cc de Aceites Vegetales

15 gr de Sal marina

10 gr de Aceites Esenciales de almendra, coco o Fragancias

Gotas de Colorante líquido

Gotas de agua

Moldes de tu elección (preferiblemente con cierre)

¡Comencemos!

Coloca un colador de malla en la parte superior de un recipiente. Mide el bicarbonato de sodio, el ácido cítrico y el almidón de maíz, para luego verterlo en el recipiente y así podrás eliminar los grumos; en otro envase, mezcla los ingredientes húmedos como los aceites. Luego, añade la sal, la esencia que quieras para que tenga y  unas gotas de colorante, en este caso, te aconsejamos usar unas 4 o 5 gotas. Si quieres darle una chispa de brillo, agrega una cucharadita de escarcha y continúa mezclando hasta obtener una masa, que después, debes verterla en los moldes. Asegúrate de comprimir la mezcla lo suficiente como para que mantenga su forma. Compacta la mezcla firmemente en los moldes, para evitar que se formen grietas o se desmoronen al desmoldar. Si la composición es quebradiza, incorpora un poco de agua, cuanto más líquido añadas, será más largo el tiempo de secado. No olvides compactar bien la mezcla, para que no se desarme… deja que repose toda la noche y ¡listo!

Guárdalas…

Si quieres puedes almacenar las bombas de baño caseras en un recipiente o poner en unas bolsitas de celofán para regalo, el tiempo de secado debe de durar dos días en total. Las bombas de baño, deben de quedar secas por completo y eliminar toda la humedad antes de envolverlas.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios