Estilista fue secuestrada en un carro blanco

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Ángel Zambrano |
MUJER ASESINADA EN LA CARIUCIEÑA 15122017 FOTO ANGEL ZAMBRANO

El crimen de Maria Graciela Torrealba (42) está dando qué hacer a los funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, quienes han entrevistado a más de seis personas y por sus pasillos siguen desfilando otras; la finalidad es tratar de esclarecer los hechos, ya que la dama fue baleada y quemada en el caserío Las Palmitas, vía a Cordero de la zona norte de Barquisimeto.

Los sabuesos siguen cerrados en cuanto a la información, por ahora no tienen nada en concreto, están indagando sobre la vida de la mujer y tratan de conseguir respuestas de quién podría tener problemas con ella, pues según las entrevistas que han realizado la estilista era hasta una buena mujer.

Dentro de las indagaciones que han hecho los investigadores también surgieron que Torrealba intercambió algunas palabras con la esposa de su actual pareja, pero los funcionarios están crudos en el caso.

La raptan en la esquina

Torrealba estuvo en Colombia, aclaran que hace más o menos un mes llegó de viaje de Ecuador y no de Panamá como se dijo en un principio. Se vino por trochas y al pisar suelo larense se instaló en la casa 12 de la calle 13 con vereda 6 de la urbanización Las Casitas, de El Cují, al norte de la ciudad, en casa de su actual pareja.

Oscar Colmenárez, de 38 años es el nombre de quien por más de un año compartió una relación, el mismo no se encontraba en su vivienda, pero su madre Miriam Colmenárez relató que Torrealba era una mujer muy amable, en todo este mes que estuvo bajo su techo se mostró como una persona que no tenía problemas algunos, hasta hacían cena juntas.

Solía salir a trabajar y llegaba entre 6:00 y 6:30 p.m. de la peluquería, o en la mayoría de los casos se dirigía a Barquisimeto, lugar donde su esposo tiene una óptica y regresaban juntos a la casa. Nunca acostumbró a salir. Relata la señora Colmenárez que ese martes que la mujer desapareció, supo porque los vecinos llegaron a la casa tocando, alertaban que a “la muchacha que vive aquí” se la habían llevado sin su consentimiento en un vehículo blanco. Algunos testigos llegaron a decir que era un vehículo del Cicpc, pero otros indicaron a los investigadores que se trataba de un Corsa blanco.

La señora Colmenárez asegura que eran cerca de las 7:00 de la noche y casi al rato llegó su hijo a quien informaron de lo sucedido; él de inmediato la llamó y Torrealba atendió el teléfono. Oscar le contó a su madre que le había dicho que andaba con unas amigas y la sintió tranquila.

Al pasar las horas y ver que no llegaba Oscar se preocupó e intentó llamarla otra vez; lo hizo en varias oportunidades pero la dama nunca contestó. Asegura que su hijo pasó toda la noche a la expectativa, por el paradero de su pareja. La mañana del miércoles comenzó a llamar y a preguntar entre los conocidos de su pareja para saber si la habían visto y no sabían nada de ella.

Fue en horas de la tarde cuando se enteraron de lo sucedido. Comenta la señora Miriam que la familia de la estilista se hizo cargo de todo y ellos para evitar problemas prefirieron no hacer presencia, pero manifiesta que su hijo se encuentra muy triste, no quiere comer.

“Todo esto le ha afectado, ellos ya habían echo planes”, comenta la madre de Oscar, quien enfatizó que su hijo no manejaba armas, es un comerciante y buena persona, esperan que el cuerpo detectivesco pueda esclarecer todo este espantoso hecho.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios