El 30% de los comercios no abrieron hoy sus puertas debido al apagón #23Jul

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Alrededor de un 30% de los comerciantes que operan en el país, decidieron no abrir sus puertas este martes, debido a las expectativas generadas por el apagón registrado este lunes en horas de la tarde, aseguró en conferencia de prensa, el presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, Felipe Capozzolo.

Denunció asimismo, que los más afectados por esta situación son los comercios que utilizan cadenas de frío, debido no solo a los daños que registran los equipos, sino también como consecuencia de la pérdida de confianza de los consumidores, que deciden no comprar los productos, debido a la pérdida de su calidad debido a los apagones 

Por otra parte, el dirigente gremial reveló que desde Consecomercio están viendo que el Estado Gobierno, está catalizando esta transición de una manera muy inadecuada, ya que está siendo agresivo con las empresas sobrevivientes de la crisis, que en definitiva son las que tendrán que pagar todas las facturas, advierte el presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo. 

Señala que Venezuela en estos momentos, ha dado por terminada la era petrolera, ya que con la escasa producción que tiene la industria en esos momentos, ya no califica como país petrolero, así que debe utilizar su podestá producción para apalancar el proceso productivo del país y permear hacia lo social.

En efecto, afirma que hay que entender y centrarnos en qué país estamos viviendo en este momento. Venezuela ha dado por culminada prácticamente, la era petrolera, en estos momentos con una muy modesta producción de petróleo, ya no clasifica como un país petrolero, a partir de ahora es solo un país que tiene petróleo y que debe  utilizar sabiamente esta modesta producción para apalancar su proceso productivo y para tratar de permear hacia lo social, hacia la población, lo que se pueda. 

“Nosotros desde Consecomercio estamos viendo que el Estado Gobierno, está catalizando esta transición de una manera muy inadecuada, está siendo agresivo con las empresas sobrevivientes, que son las que en  lo sucesivo, tanto empresas a nivel comercio, industria, el Estado Nación, que ahora debe hacerse cargo de pagar todas las facturas, tanto del Estado como de los servicios, la respuesta, lejos de invitar y ampliar la base y llamar a los hombros a sostener al país, está agrediendo con todo el que tiene la capacidad de producir”, afirma.

Advierte que el gremio ha recibido denuncias de los comerciantes, a lo largo y ancho de todo el país, en todas las alcaldías, hay incrementos que hablan de alícuotas tributarias de las alcaldías de 10.000%, 15.000% , 7.000%; sin embargo, afirma que hay un problema que es mucho más grave, que son los mínimos tributables, por ejemplo, puede  ser que un pequeño comercio registra que alguna vez vende un artículo determinado y durante un mes no lo vende, pero lo obligan a pagar un mínimo tributable, que excede en muchas oportunidades,hasta las ventas de otros artículos, de allí que ese comerciante en estos momentos, se está debatiendo, entre seguir o no seguir. 

“Nosotros estamos intentando tender puentes, para tratar de entender de dónde vienen estos cálculos y cual es el tema matemático que se está aplicando. A nosotros se nos ha indicado que se está utilizando como instrumento de cambio el Petro, pero inicialmente nos habían dicho que este era un cripto activo, luego se dijo que era una medida de cambio y ahora está siendo utilizado por el Estado, para fijar el valor, una vez que la Unidad Tributaria fue desechada, al menos en los tributos de las alcaldías y ahora utilizan el Petro”.

Advierte que si el petro está amarrado al barril del petróleo y los precios del petróleo se disparan,  ¿entonces esa factura la vamos a pagar los comerciantes e industriales que están tributando en una alcaldía?, se pregunta Capozzolo. 

“Tenemos que ser congruentes, con la situación que estamos viviendo, muy a contramano de lo que está pensando el gobierno, de tratar de ahorcar y aniquilar a los pocos empresarios que quedan, lo que se propone es precisamente crear las condiciones para que todo es movimiento de emprendedores que está en plena efervescencia en toda Venezuela, se vean atraídos  hacia la formalidad, urge en el país crear una nueva cultura empresarial, atada a un a nueva cultura de país, donde nosotros nos planteamos metas productivas de país, nosotros en este momento, cada empresa, cada Estado, el Gobierno, el país en general debe plantearse la necesidad y las metas que de aquí a 10 años hayan productos venezolanos, compitiendo en los mercados internacionales”, asegura. 

El comerciante es la vitrina 

Admite Capozzollo que el comerciante es el que está más visible, es el que está a la mano y es al que se va a atacar con mayor facilidad, señalando que la realidad es que no se ha resuelto el problema del abastecimiento, no se ha podido recuperar el poder de elegir lo que se quiere comprar, y si bien es cierto que hay anaqueles que pareciera que están llenos, pero se trata de artículos y mercancías que no rota, no se sabe cuánto tiempo van a estar en esos anaqueles.

“La restricción en estos momentos se encuentra en que los usuarios, los clientes, la población  en general no ha recuperado su poder adquisitivo, está muy lejos de recuperarlo, el salario mínimo en Venezuela es el equivalente a un kilo de queso, eso no alcanza para vivir, mucho menos para satisfacer ninguna necesidad en ningún comercio”, 

En relación con la aceleración que ha registrado el tipo de cambio en el mercado paralelo, el presidente de Consecomercio estima que el hecho de que el dólar siga subiendo, es un indicador que va en paralelo con la grave crisis que estamos viviendo. 

“Aquí la gran realidad es que la familia venezolana no tiene cómo acceder a los bienes básicos, a los servicios necesarios para poder vivir y para recuperar todo ese poder adquisitivo, se necesita que vengan nuevos capitales, abrir las fronteras del país, sobre todo las ideológicas para que puedan venir nuevos actores a Venezuela, se asocien con capital nacional, con empresas que están aquí y se empiecen a hacer inversiones en infraestructura, aceleradores del trabajo como son la industria de la construcción, urge capital fresco, porque en el país no hay manera de financiarse, en estos momento no se está financiando ni el pequeño, ni el mediano ni el grande, incluso el mismo Estado no tiene cómo financiarse, en estos momentos quien tiene tarjetas de crédito, un instrumento que antes les servía a tanta gente para llegar a final de mes, cuando se aplica un encaje bancario que no permite ningún tipo de transacciones, la banca no puede otorgar créditos y el usuario no puede solicitarlo”, dijo el presidente de Consecomercio.  

Indicó que ante el repunte de la inflación, invitan al Gobierno a medir los efectos del alza del dólar, punto a punto, indicando que en el gremio han recibido las cifras de inflación del mes de junio que se ubicaron en 25%, lo que evidencia que si bien es cierto que se ha reducido la inflación, la verdad es que el acumulado de esta año esta por encima del 1000% y la variación anualizada está por encima de los 400.000%, lo que evidencia que no nos hemos bajado del carro de la hiperinflación. 

“Por eso es necesario un plan de obras, un plan de reactivación de la industria, meta país, hecho en Venezuela por venezolanos, para venezolanos,  recuperar los mercados internacionales y llevar los productos venezolanos en una oferta exportable importante, e integral, en un lapso de tiempo, en 10 años, pero hay que hacerlo, cueste lo que cueste a nivel político”, advirtió. 

Se impone un entendimiento

Precisa que urge en Venezuela un entendimiento, un pacto, recordando que la Guerra Federal terminó con un tratado, un  pacto; la era democrática se inicia con un Acuerdo, un pacto, por lo que ha llegado el momento de admitir, que si estamos entrando en una nueva etapa de la historia, que es la Venezuela post petrolera, aquí hace falta un entendimiento, un pacto basado en la productividad.

“En el futuro las empresas, la libre iniciativa privada a la cual debe dársele todo el campo abierto que sea necesario, podrá ser fiscalmente responsable, socialmente responsable, siempre que primero sea rentable, debemos generar riqueza, se productivos y competitivos, debemos insertar nuevos valores en la sociedad como lo son el sacrificio, el trabajo duro, el esfuerzo para llegar al logro y en ese momento, podremos repartir nuevamente la riqueza”, afirmó el dirigente empresarial.

Advierte asimismo, que urge un cambio en materia políticas públicas, sobre todo en lo económico, la ideología tiene que quedar de lado. 

“Nosotros tenemos que fijar variables importantes, meta país, necesitamos ofrecer lo que hacemos en Venezuela al mundo, en un tiempo determinado, cueste lo que cueste, con altísima calidad, porque va a ser la única forma en que nosotros vamos a generar riqueza para poder tener un país, mejor, digno, donde todos puedan satisfacer sus necesidades, si nosotros no logramos eso, sencillamente estaremos perdidos, y olvidémonos del petróleo, porque ahora Venezuela produce menos de 700.000 barriles y ya no aparece ni siquiera en las listas”, advierte. 

Admite que en el país hay urgencias y señala que la ayuda humanitaria puede resolver, de manera puntual, algunas situaciones en este momento,

“Pero veamos oportunidades, la diáspora venezolana puede ser vista como problema, pero también puede ser vista como varios millones de oportunidades fuera de Venezuela, para la internacionalización de lo venezolano, allí hay entonces medidas puntuales que hay que atender, pero si se hace el giro de esta cambio de mentalidad y nos vamos por el camino de la productividad, allí tenemos los 4,5 millones u 8 millones de connacionales que vamos tener fuera de Venezuela, haciéndonos la mejor publicidad y consumiendo los productos venezolanos”, dijo Capozzolo. 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios