Industriales continúan apostando por Venezuela con expectativa de un cambio de rumbo

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

La necesidad de involucrarse en la dinámica del país, con visión de mediano y largo plazo, dado que es, precisamente, de las políticas públicas de las cuales depende ese viraje tan necesario en la hoy golpeada economía venezolana, se propone la dirigencia del sector manufacturero, al arribar la Confederación Venezolana de Industriales a sus 50 años de actividades.

En efecto, la unión gremial fue la bandera del encuentro entre los industriales que se dieron cita en el Consejo Consultivo, realizado en el marco de los 50 años de la Confederación Venezolana de Industriales –Conindustria-, gremio que fue constituido para conducir a la industria venezolana por la senda de la prosperidad y la innovación, con la visión de generar bienestar y progreso a toda la población.

El encuentro contó con la participación especial del Padre Francisco José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), quien encabezó una jornada reflexiva donde se evaluó el devenir de la organización gremial y su papel en la recuperación del aparato productivo nacional, en la cual la juventud venezolana y la educación cumplen un rol fundamental.

En el marco de este encuentro, los máximos líderes de la industria venezolana, destacaron e insistieron en la importancia del compromiso y el fortalecimiento del vínculo entre los gremios, así como de la creatividad indispensable para hallar soluciones a los problemas derivados de la crisis política y económica que hoy afecta a todo el sector manufacturero nacional. En ese sentido hicieron hincapié en la necesidad de seguir adelante con el Plan de Políticas Públicas Industriales #LaRuta, propuesta de Conindustria para la reindustrialización de Venezuela.

Los industriales concluyeron en la necesidad de involucrarse en la dinámica del país, con visión de mediano y largo plazo, dado que es, precisamente, de las políticas públicas de las cuales depende ese viraje tan necesario en la hoy golpeada economía venezolana, para lo que se también se requiere un cambio de actores al frente de la administración de nuestros recursos.

Aseguran que pese a las condiciones desfavorables que influyen en la actividad del sector, la esperanza de cambio se mantiene, en la búsqueda del bienestar que aspiran y merecen todos los que habitamos en este país.

¡Para los industriales el único plan B se escribe con V de Venezuela!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios