#OPINIÓN Decir la verdad para conseguir la libertad y formar líderes de relevo (Parte 18) #28Mar

Juan José Ostériz | Ilustración: Victoria Peña |

¿Qué es eso de las “cavernas?

El mito de la Caverna de Platón mantiene, hoy día, plena vigencia para entender las relaciones entre filosofía y política. Gracias a esta genial metáfora que nos brindó Platón, autor de la teoría de las ideas, podemos tratar de entender de qué forma reconocidos intelectuales del panorama español enfrentan su pensamiento con la diferencia radical que ha introducido “Podemos” (asesoraron a Chávez para llevarnos al desastre en la manera de hacer política en nuestro país) y que en relación a este “cisne negro” que se incrustó en España en 2015-16, con la fuerza de millón y medio de votos, en el tradicional escenario de partidos nacionales. Esta situación no es nueva, por mucho que en España algo así haya cogido por sorpresa a todo el mundo.

Basándonos en el “Mito de la Caverna” de Platón, vamos a analizar esta relación entre determinados intelectuales (y decimos “determinados”, porque evidentemente los “seres con mente” son singulares, y elaboran producciones concretas) y el partido de Pablo Iglesias (y es pertinente poner el nombre de este político porque las censuras vertidas tampoco son ya sobre ideas planteadas por él ni por su formación, sino que se dirigen a personas con nombre y apellido). Para nuestro fin, conviene recordar lo que dice tal mito:
“…unos prisioneros se encuentran recluidos en una caverna; no pueden ver el exterior porque son fijados en su ubicación de forma que no son capaces de girar la cabeza para ver directamente la entrada y solo pueden contemplar las sombras que en la pared de dicha caverna proyecta la luz que entra a sus espaldas. Un día, uno de ellos es liberado y accede al exterior. Al principio le duelen los ojos por la claridad, pero poco a poco se va acostumbrando, hasta ver directamente las formas del mundo exterior, incluso llega a ver la luz el Sol. El prisionero vuelve a la caverna a contar a los compañeros lo que ha visto, pero a estos, acostumbrados a percibir en la oscuridad, les cuesta un gran trabajo creerle.”

Platón remata esta narración diciendo que tal es el estado de la condición humana. Este mito expone a la perfección los dos aspectos fundamentales de la filosofía, el gnóstico y el político, y la concibe asociada en sus raíces a un conflicto esencial entre estos dos términos antitéticos. No obstante, el hecho mismo de que el prisionero liberado vuelva a la caverna supone la expresa prohibición de la permanencia en el polo gnóstico.

Edurne Uriarte , siguiendo y completando a Platón señala:
• La caverna terrorista, en primer lugar, o los continuados coqueteos de la izquierda con diversos grupos terroristas situados en ideologías de extrema izquierda o ultra
nacionalistas como ETA, FARC y Hamás, o en el antimperialismo: Al Qaeda
• La caverna pacifista, o las mentiras sobre el supuesto pacifismo de la izquierda frente al supuesto militarismo y gusto por la violencia de la derecha, mentiras desenmascaradas con las políticas de defensa de Obama, tan parecidas a las de Bush, con el cinismo de Naciones Unidas y con la guerra de Libia y Siria.
• La caverna identitaria, o la defensa de la izquierda de algunos aspectos intolerantes del islamismo, como la discriminación de las mujeres musulmanas en Europa a través del velo y del burka, y la comprensión de los nacionalismos identitarios.
• La caverna radical, o la práctica de la intolerancia y del sectarismo por parte de intelectuales progresistas que presumen, sin embargo, de su superioridad moral.

Bertrand Russell resume el progresismo con esta caricatura y mensaje:

Próximo domingo 04/04: Libertad individual vs Organización Colectiva…

Juan José Ostériz

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios