#COLUMNA Soliloquios de café: Eppur si muove o E pur si muove … ¡MA VIVE! #25Abr

Maximiliano Pérez Apóstol | Ilustración: Victoria Peña |

Eppur si muove o E pur si muove (“y, sin embargo, se mueve”, en castellano) es la hipotética frase en italiano que, según la tradición, Galileo Galilei habría pronunciado después de abjurar de la visión heliocéntrica del mundo ante el tribunal de la Santa Inquisición.

En la actualidad, esta frase se usa para expresar que, aunque se niegue la veracidad de un hecho, este hecho es totalmente verídico. Fuente: Wikipedia.

Se dice que, Galileo Galilei después de haber sido obligado a retractarse de sostener que la Tierra giraba alrededor del sol, dijo:
“Y, sin embargo, se mueve”.

Ante anuncios provenientes de Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, NASA, yo… le agregó:
¡MA VIVE!… ¡PERO VIVE!

Datos obtenidos por satélite revelan que la parte superior de la atmósfera terrestre “inspira” y “espira” rítmicamente con una periodicidad de 5 a 9 días.

Esta “respiración” del planeta es una respuesta a los cambios cíclicos en el viento solar, según explicaron los científicos de la NASA en la reunión anual de la Unión Geofísica Americana. Desde la corona solar emergen chorros plasma (viento solar) que llegan hasta los confines del Sistema Solar. Cuando esas partículas alcanzan la Tierra, calientan la atmósfera, que primero se expande y a continuación se contrae. El hallazgo confirma la gran influencia que ejerce la actividad solar sobre nuestro planeta.

Los investigadores aseveran que las contracciones de la atmósfera terrestre afectan también a su densidad. “Las colinas y valles de densidad en la atmósfera superior aumentan y reducen alternativamente la velocidad de los satélites que circulan por ella”, explicaron. Y esas fluctuaciones, junto a cambios en los gases y la temperatura, han permitido identificar el ritmo del “resuello” terrestre.
Fuente: https://www.muyinteresante.es

Según la enciclopedia virtual, Wikipedia, se llama respiración al proceso mediante el cual los seres vivos intercambian gases con el medio externo. Consiste en la entrada de oxígeno y la salida de dióxido de carbono al cuerpo de un ser vivo. Es indispensable para la vida de los organismos aeróbicos.

Dependiendo del tipo de órgano encargado del proceso, la respiración puede ser pulmonar, como en los mamíferos; traqueal, en los artrópodos; branquial, en los peces; o cutánea, en los anélidos.

Si la respiración es el proceso mediante el cual “los seres vivos” intercambian gases con el medio externo, entonces podemos deducir que “LA TIERRAES UN SER VIVO”.

¿Podríamos entonces inducir a que es obligatorio preservar el derecho a la vida que tiene la Tierra resguardando, a su vez, la vida en general, por ser la Tierra la proveedora del oxígeno necesario para la subsistencia, y también forma parte del agua insustituible para su sostenimiento y de los alimentos con los cuales sobrevivimos?

Si es un ser vivo ¿Estamos hiriendo a la Tierra cuando la talamos, quemamos, aramos, rastreamos y/o la perforamos?

Vuelvo a hacer un llamado a reflexión a los ciudadanos en general y, especialmente, a los funcionarios que aceptaron la autoridad necesaria (a veces ejercida abusivamente) y cumplan con la responsabilidad que conlleva el ejercicio de esa autoridad para que, aplicando la Constitución Nacional, las leyes y los reglamentos pertinentes, detengan la depredación que se viene efectuando en todas las cordilleras del país, muy específicamente, en nuestros jardines y patios traseros, la Sierra de Portuguesa, la Sierra de Barbacoas, Parques Nacionales como el Parque Terepaima, El Parque Dinira o el Valle del Turbio, entre otros.

Es un pedimento para que despertemos nuestra “Conciencia Ambiental”, y se ejecuten las acciones necesarias para que, en un esfuerzo común…

“Curemos y preservemos la vida de la Tierra”.

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios