#VIDEO #HistoriaMenuda Armando Reverón, un artista para la posteridad

Uno de los artistas plásticos más renombrados es sin duda Armando Reverón. Nació este pintor en Caracas el 10 de mayo de 1889 y de niño fue dado por su madre a una familia valenciana para que lo criara. En los días de la infancia, es influenciado por su tío, el artista Ricardo Montilla. En 1908 el joven Reverón ingresa a la Academia de Bellas Artes de Caracas y son sus maestros los reconocidos artistas Pedro Zerpa y Antonio Herrera Toro.

Su notabilidad artística le merece una beca y en 1911 viaja a Madrid. Allí su obra se verá influenciada por el artista Francisco De Goya. Regresa a Venezuela en 1915. Este periodo se conoce como la «Ëpoca Azúl». Poco después el artista se radica en La Guaira. Vive en esos días de dar clases particulares de dibujo y pintura. En 1918 conoce a Juanita Mota, modelo y compañera de vida.

En 1921 el pintor se instala en un rancho a orillas del Litoral Central y al poco tiempo construye su famoso «Castillete» donde vivirá hasta sus últimos días. Entre 1924 y 1932 se desarrollará lo que se conoce como la «Época Blanca». En 1931 el pintor va a Caracas en visita de antesala a su primera exposición. El Impulso reseñó en primera página aquella visita del artista a la capital.

En 1933 se realiza su famosa exposición en el Ateneo de Caracas, muestra que viajará posteriormente a la galería Katia Granoff de París. A principios de la década de 1930 el cineasta Edgar Anzola bajó al Litoral Centra y filmó un documental del artista Armando Reverón en su famoso Castillete, único material fílmico existente del afamado pintor caraqueño.

Armando Reverón dejó el plano terrenal el 18 de septiembre de 1954 La noticia de su deceso fue publicada por El Impulso en primera página. Su obra permanece viva en los anales de la historia del arte venezolano.