miércoles, octubre 20, 2021
Inicio Opinion #OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Sin descripción #22Sep

#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Sin descripción #22Sep

-

La gravedad de la situación por la cual atraviesan los productores agropecuarios venezolanos desde hace más de 22 años está llegando a límites insufribles y amenazan la subsistencia de cualquier ser humano.

Forman un sector de la sociedad que, indescriptiblemente, ha entregado las vidas de familias enteras y durante varias generaciones a fundar unidades de producción agropecuarias eficaces y eficientes.

- Publicidad -

Han luchado con cualquier tipo de depredadores, contra las adversidades del clima y de las que caracterizan a la transformación de regiones agrestes en zonas productivas, la mayoría de las veces contando con recursos propios, sin servicios públicos (vialidad, electrificación, acueductos, etc.), sin  otra ayuda técnica que no sea la transmitida por sus ancestros; llevaron el desarrollo a las zonas rurales a lomo e´ caballos y sacaban los alimentos que necesitaba la población para su subsistencia, en arreos de mulas; con el sol curtieron su piel y así sobrevivieron a la Guerra de Independencia, a las Guerras Federales, a montoneras, a esclavistas asaltantes de caminos e incendiarios de caseríos, pueblos y sabanas, como lo fue a quien le asignaron el grito de “Tierras y Hombres Libres.”

Ahora, quienes colonizaron el campo venezolano en un gran porcentaje sobreviven en la pobreza crítica; situación suficientemente descrita, analizada y explicada (durante ese mismo lapso, 22 años) a las autoridades que, “por sólo citar un ejemplo,” han impuesto un “Precio (Salario) Vil” al trabajo e inversión de las humildes familias caficultoras, el cual no cubre los costos de producción, por lo tanto, podemos “presumir” qué:

La situación generada entre los caficultores se podría definir como la ejecución de tratos crueles, inhumanos y degradantes, que anulan el derecho que se tiene a la seguridad social, a través de la negación de la satisfacción de sus derechos económicos, sociales y, hasta culturales, todos indispensables para tener una vida digna.

Esta situación que les coarta el derecho a tener un nivel de vida adecuado que les asegure, así como a sus familias, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; no disponen, como la mayoría de la sociedad venezolana, de un seguro en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez, u otro caso de pérdida de su medio de subsistencia por circunstancias independientes a su voluntad…

¿Cuál es el único medio de subsistencia para el caficultor? La producción de café. Es más, por la alta fragilidad ecológica de su hábitat natural, no se puede substituir o asociar este cultivo sin causar daños irreparables al ambiente (Congreso Integral del Café- Región Centro Occidental- junio 2.001).

¿Cuál es la alternativa que le queda al ser humano cuando falla el “Estamento Legal” y sus derechos son ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas, aun cuando es texto de nuestra Carta Magna, que los tratados, pactos y convenciones relativos a Derechos Humanos, suscritos por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno, en la medida en que contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorables a las establecidas por la Constitución y la ley de la República, y son de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público ? 

¿Cómo se puede denominar, calificar y/o aceptar el trato peyorativo y humillante recibido cuando se ha intentado hacer valer los derechos consagrados por tratados internacionales, la Constitución Nacional, las leyes de la República y que fueron ratificados por el Tribunal Supremo de Justicia en Sentencia de su Sala Constitucional, al expediente 05-0367?

“Presumo” que es la imposición, a todo el ámbito de la producción agropecuaria, de un sistema de trabajo inhumano, que los está “obligando” a trabajar sin la mano de obra necesaria, como consecuencia de la diáspora infame, y hasta sin medios de transporte. Paralizando con la escasez de combustible, maquinarias, equipos, sistemas de riego y hasta el transporte necesario e imprescindible para trasladase a las unidades de producción, para el traslado del personal, de los insumos, y de los productos cosechados con el esfuerzo de su trabajo, tesón, perseverancia y financiamiento…

Mientras se vocifera que ser rico es malo algunos mesías manipuladores prometen la implementación de nuevas leyes (¿?) y de un sistema económico que conllevaría a la prosperidad y riqueza del país, olvidando que:

“Trabajar para no obtener beneficios es simple esclavitud.”

Maximiliano Pérez Apóstol

- Publicidad -

Debes leer

Juez de Audiencia Nacional de España cita para el 27 de Octubre al «Pollo» Carvajal #19Oct

El juez de la Audiencia Nacional de España Manuel García-Castellón citó para el próximo 27 de octubre al exdirector de los servicios de inteligencia...