Con desaparición de EL IMPULSO se reducen las ventanas para la información

Lorena Quintanilla Muñoz |

EL IMPULSO salió de circulación y esta realidad atenta contra la libertad de prensa, la libertad de expresión y el derecho a la información, así lo explica el periodista Andrés Cañizález.

El investigador titular en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), expone que por un lado se afecta la libertad de prensa, vinculada a la posibilidad de que libremente, empresas periodísticas, puedan editar periódicos.

-Históricamente, Venezuela ha sido un país donde ha existido la crítica, la disidencia, puntos de vistas divergentes que se han plasmado en los medios impresos, eso está conectado con el presente histórico.

Agrega que igualmente se afecta el derecho a la libertad de expresión de los ciudadanos, columnistas, entre otras personas que encontraban en la versión impresa de EL IMPULSO un espacio para expresarse.

-EL IMPULSO tradicionalmente ha sido un periódico abierto a las páginas de opinión, a fijar su propio editorial, acostumbrado a que los periodistas aborden todos los temas noticiosos sin ningún sesgo o censura.

Asimismo, se afecta el derecho de los ciudadanos a poder escoger libremente cómo se quieren informar, lo que para Cañizález es muy grave porque por tradición o por decisión personal muchos prefieren el periódico impreso, hoy esos usuarios se ven cercenados y limitados.

Por otra parte, añade el director de Medianálisis, se trata del diario activo más antiguo del país, lo cual le imprime otra connotación de gravedad porque es un rotativo emblemático del país.

-Por una decisión administrativa del Poder Ejecutivo se le niega el acceso al papel a un periódico que quiere seguir saliendo y editándose porque hay un público que lo quiere seguir comprando.

El consejero académico del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), considera que ante la crítica situación del país los ciudadanos buscan su sobrevivencia personal y no asimilan que se pierde una ventana para la información y la democracia con la desaparición de la versión impresa de EL IMPULSO.

 

Testimonios

Esteban Castillo: Una luz que se apaga

Es muy lamentable lo que está pasando con EL IMPULSO. Los periódicos son necesarios porque recogen y cuentan la historia de una ciudad, un estado, el país y el mundo.

Esto se puede comparar con una luz que se apaga. Es triste porque hace falta salir a comprar el periódico porque EL IMPULSO forma parte de nuestra cultura, tengo fe y espero que pronto vuelva a salir. Es una necesidad porque ahí en el impreso se documenta toda la cotidianidad. EL IMPULSO es tradición, cuenta todo lo que va pasando.

La gente debe comprender que el periódico es una radiografía constante de las realidades, las cuales no se pueden negar, como las colas, la escasez de alimentos y de medicinas, así como la inseguridad. Es redundante pero un periódico es un diario que la sociedad tiene para reflejar sus buenas y no tan buenas noticias.

Yo tengo mucho que agradecerle al centenario, por abrirme siempre sus puertas, por eso soy solidario con todo el personal que hace posible EL IMPULSO y que hoy lucha para salir adelante.

 

Jesús Alberto Jiménez Peraza: Se vulneran distintos derechos

Es muy lamentable lo que está pasando con EL IMPULSO. Los periódicos son necesarios porque recogen y cuentan la historia de una ciudad, un estado, el país y el mundo.

Esto se puede comparar con una luz que se apaga. Es triste porque hace falta salir a comprar el periódico porque EL IMPULSO forma parte de nuestra cultura, tengo fe y espero que pronto vuelva a salir. Es una necesidad porque ahí en el impreso se documenta toda la cotidianidad. EL IMPULSO es tradición, cuenta todo lo que va pasando.

La gente debe comprender que el periódico es una radiografía constante de las realidades, las cuales no se pueden negar, como las colas, la escasez de alimentos y de medicinas, así como la inseguridad. Es redundante pero un periódico es un diario que la sociedad tiene para reflejar sus buenas y no tan buenas noticias.

Yo tengo mucho que agradecerle al centenario, por abrirme siempre sus puertas, por eso soy solidario con todo el personal que hace posible EL IMPULSO y que hoy lucha para salir adelante.

 

Iván Aguilar, secretario general MAS: Ventana del clamor popular

Lamentamos mucho lo que le está pasando a EL IMPULSO y a todos sus trabajadores. Sencillamente, el régimen de Nicolás Maduro pretende silenciar y evitar que los medios de comunicación  como EL IMPULSO, ventana del clamor popular, exprese día tras día la tragedia que estamos viviendo los venezolanos.

En ese sentido, el Gobierno cree que poniendo todos esos obstáculos para la adquisición del papel, van a ocultar la realidad.

No obstante, yo creo que los larenses tienen que organizarse para manifestar y reivindicar el derecho que tenemos todos de ser informados del acontecer diario, porque se trata de una institución que le ha aportado muchísimo al estado Lara y al país y hoy necesita del apoyo de todos los que hemos utilizado las páginas de EL IMPULSO para denunciar cualquier injusticia o para expresar cualquier opinión. La gente del MAS siempre ha tenido las puertas abiertas en EL IMPULSO para emitir distintas opiniones en los diversos escenarios de la historia contemporánea que estamos viviendo, así que todos tenemos que apoyar y manifestar para que el diario vuelva a circular.

 

Damián López, Colegio de Ingenieros: Apoyo Irrestricto

Sin duda alguna es muy lamentable la situación que atraviesa EL IMPULSO, que no puede circular por falta de papel luego de 113 años de trayectoria. Es otro golpe que nos da el Gobierno para que todos los periodistas y la gente común y corriente no produzcan o manejen información diversa y veraz con relación a todo lo que está sucediendo en el país.

El Gobierno insiste en reprimir, eso es lo que vemos, una represión más acentuada por parte del régimen que se quitó la careta y deja ver una dictadura.

Ya no se puede informar con veracidad porque para el Gobierno todo lo que sea plural es una amenaza. EL IMPULSO lo que ha hecho a lo largo de su historia es servir de garante y mantener oportuna y bien informada a la opinión pública, a toda la población larense. Es entonces muy lamentable. Como Colegio de Ingenieros avalamos lo suscrito por la Red de Instituciones Larenses, ya que estamos inmersos en esa entidad, avalamos el comunicado y le brindamos un apoyo irrestricto a EL IMPULSO, estamos en pie de lucha.

 

Lorenzo Monasterios, Pdte. UNT: Silenciar al pueblo

El Gobierno sigue golpeando el derecho a la información de todos los venezolanos, el derecho que tenemos a la información veraz, también nos arrebata el derecho a la expresión, a expresar a viva voz nuestras inquietudes y desacuerdos con el Gobierno, por lo cual busca acallar a los medios y en consecuencia silenciar al pueblo.

A la Corporación Alfredo Maneiro deberían ponerle Hugo Chávez, a quien sí le desagradaba que lo criticaran, un enemigo de los medios de comunicación. Estamos ante una actitud antidemocrática de este régimen, que ha copiado a la perfección Nicolás Maduro.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) hará lo que esté a su alcance para acallar los medios de comunicación, si es que el pueblo venezolano lo permite, por lo tanto todos tenemos que expresar nuestro rechazo.

 

Dra. Cecira Briceño: Nos quitan el arraigo

Es una tragedia porque se restringe el poder que implica la libertad de expresión, lo que a nivel emocional impacta en la seguridad que tiene cada persona porque puede sentir miedo al plantear una inquietud en un medio de difusión masiva. Los medios ventilan cosas que desde la individualidad no podemos, por lo tanto, sentir que esa herramienta está cortada, realmente impacta.

Por otra parte, para la cultura de la población larense, EL IMPULSO estaba ubicado en las mesas de las salas de las familias larenses, esto es como romper con rutinas, es decir, nos van quitando el arraigo de lo que éramos y eso emocionalmente nos puede llenar de miedos, rabias e inestabilidad, como en un limbo. ¿Dónde estamos y hacia dónde vamos?

Sentir esta realidad es comparable al duelo porque en el individuo comienza a mermar la esperanza. Esto detiene, paraliza, lleva a la confusión. La guerra no es económica es emocional y psicológica, mermar expectativas de futuro, mermar progresos, ilusiones e inspiración.

 

Dr. José Rosell: Insólito

Esto es un síntoma más de que estamos en presencia de un régimen dictatorial, más que EL IMPULSO lo que está en juego es la libertad de expresión del venezolano. Hemos visto medios tradicionales como El Carabobeño que han cerrado por falta de papel.

Ese monopolio que tiene la Corporación Maneiro es una forma para ejercer el control sobre los medios de comunicación y la libertad de expresión. Esto es algo insólito.

El problema serio sería acostumbrarnos a esto, que el venezolano se adapte o se resigne a estas situaciones que no son normales ni regulares.

Precisamente por eso estamos en una campaña con la cual buscamos activar a la sociedad barquisimetana en general porque lo que está ocurriendo es grave y la gente tiene que tomar conciencia de ello. Cuando se cierra una vitrina de este tipo la sociedad se ve acorralada. Todo esto puede devenir en una salida violenta porque el pueblo no soportará de manera indefinida regímenes como el que estamos sufriendo. El asunto está en que de pronto, si esto no se resuelve por la vía constitucional, será la vía de hecho la que tome la iniciativa.

 

Humberto Agudo: No fallece

Esto que está pasando, no solo con EL IMPULSO, si no con muchos medios a escala nacional, es la demostración de un Gobierno que cada vez más pretende restringir las libertades de los ciudadanos, principalmente, la libertad de información.  Todo régimen totalitario siempre pretende someter al pueblo bajo un pensamiento único. Saben que una prensa que informe y recoja el sentimiento, inquietudes y reclamos de la sociedad, es un medio subversivo porque reivindica la democracia, para nosotros la democracia no tiene límites.

Los gobiernos autoritarios restringen la democracia, le colocan mordazas.

Aunque pretendan mantener en el oscurantismo a la población, no podrán con la tradición que tiene EL IMPULSO de 113 años, eso no es cualquier cosa. El diario se ha sobrepuesto a dictaduras tan crueles como esta. En la vida siempre se presentan obstáculos, este es uno más, sabemos que van a superarlo porque cuando un diario está en el sentimiento de la gente no fallece. Siempre queda la luz encendida por muy pequeña que sea.

 

Dr. Edgar Benítez: Tribuna para la democracia

En primer lugar es un hecho lamentable, insólito e injustificable. Por un lado EL IMPULSO es un periódico que forma parte de la historia y la tradición del estado Lara. Por otra parte, como medio de comunicación impreso del país, es un golpe muy fuerte contra la libertad de expresión porque los medios de comunicación, impresos y audiovisuales, son fundamentales en una sociedad porque a través de ellos se expresan las distintas voces, sectores, es decir, es una tribuna para ejercicio de la democracia, las transmisión de los conceptos y criterios. Es una forma de participación que tiene el ciudadano para estar más activo en la vida pública de su ciudad y el país. Esta realidad reafirma que se trata de un proyecto que impone a través de la hegemonía del poder, en todos los planos, implantar una sola voz, un solo pensamiento, una sola manera de ver las cosas y el mundo. De espalda a las realidades y verdades que los medios de comunicación difunden valientemente. Esto es algo que los venezolanos debemos rechazar, matar por inanición las voces que buscan construir un mejor país.

 

Juan José Ósteriz: Ataque contra la libertad

El problema es muy claro, soy muy directo y lo expreso claramente, estamos en dictadura. Al estar en dictadura el régimen cree que tiene derecho a hacer lo que le da la gana y lo está haciendo, que es lo peor. Ahora, el venezolano en general sabe que el Gobierno tiene las armas, el Ejército, a los militares bien pagados. Nadie quiere muertos y es lógico, el grueso de los venezolanos tiene razón.

A EL IMPULSO, al igual que a las universidades, son los últimos a los que el Gobierno ha atacado y durísimo, comenzando por la cantidad de profesionales que han emigrado.

Lo de EL IMPULSO es un ataque directo contra la libertad de los venezolanos. Al Gobierno no le interesa venderle papel periódico a los medios de línea crítica. Incluso, como saben que en una oportunidad Andiarios le dio papel al periódico, cerraron la frontera, para que no llegase papel. Todo lo previeron. Soy lector y forjador de opinión. El papel de EL IMPULSO es seguir actuando como sea, independientemente, de si tiene insumo o no, para decirle a todo el mundo que en Lara es donde más se protesta.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios