Al Internado Judicial de Tocuyito los 11 custodios de Fénix

KPR /Foto: Ángel Zambrano |
FAMILIARES EN LA CARCEL FENIX PROTESTAN POR COMIDA 30/08/2016 FOTO ANGEL ZAMBRANO

El viernes en audiencia de presentación, los fiscales 7ª (e), 22ª y auxiliar, Yaritza Berríos, Betzibeth Segovia y Ramón Bracho, imputaron a los once custodios que fueron detenidos en la comunidad penitenciaria de Fénix, por la presunta comisión de los delitos de corrupción propia, asociación para delinquir e introducción de teléfonos celulares a centros penitenciarios.

Estos delitos están previstos en las leyes contra la Corrupción; Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, y la que Regula el Uso de la Telefonía Celular y la Internet en el Interior de los Establecimientos Penitenciarios.

A los once custodios detenidos el 24 de agosto a solicitud del Ministerio Público, el Tribunal 2º de Control del estado Lara les dictó medida privativa de libertad. Como sitio de reclusión fue escogido el Internado Judicial de Carabobo, en Tocuyito, recinto recuperado por el Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

Cabe destacar que entre los once detenidos se encuentran dos mujeres y un jefe de régimen.

El custodio jefe de Régimen Penitenciario del Ministerio del Servicio Penitenciario es Alfredo Alejandro Rodríguez Pacheco (29). En su dormitorio los funcionarios del Destacamento Nº 121 de la Guardia Nacional Bolivariana encontraron dos granadas ofensivas que no son de uso militar, dos armas de fuego tipo pistola, una Glock calibre 9 milímetros y una .45, cartuchos de .45, balas de nueve milímetros y 30 cartuchos de escopeta 12. En total, 50 municiones de diversos calibres.

Así mismo se consiguieron tres teléfonos celulares y 200.000 bolívares en efectivo.
Esa misma mañana detuvieron a Luis Sánchez (30), Jesús Argüello (24), Rafael Laguna (35), Yolimar Quintero (26) y William Córdoba (29). En horas de la tarde culminaron con la aprehensión de los funcionarios William Parra (45), Dalys de Freitas (38), Víctor Meza (29), Juan Toro (28) y Francisco Linárez (29).

Todos fueron imputados por los mismos delitos.

Cabe resaltar que según fuentes militares el botín era para un privado de libertad de nacionalidad francesa quien se encuentra detenido en el área de reflexión por narcotráfico y legitimación de capitales.

Familiares de los allí recluidos denunciaron que por este hecho han sido castigados sin visita e indican que los custodios de Fénix han torturado a los internos, solo por el simple hecho de encontrarse en la misma área donde se está el francés, a quien acusan ser dueño del botín encontrado a los funcionarios.

“Eso estaba en manos de los custodios, ¿porque ellos tienen que culpar a los internos?, si aquí los corruptos y los que pasan cosas ilegales hacia el penal son los mismos funcionarios”, destacó un familiar que no quiso identificarse por temor a represalias.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios