FOTOS: Colectivos sembraron terror en una caótica Barquisimeto

José Manuel Zaá | Fotos: Juan Brito/Karen Paradas/Edickson Durán |

Se movilizaron en vehículos oficiales y camionetas de apariencia policial. Portaban armas largas, morteros, cohetes y hachas, con las que amenazaron a todo manifestante que se cruzaron, el pasado viernes, cuando la colectividad salió a protestar en Barquisimeto de manera espontánea.

A plena luz de la mañana, sin pudor alguno, dispararon, robaron y amedrentaron a quienes estuvieron cerca de una barricada.

Al mismo tiempo y especialmente en las zonas álgidas de protesta -avenida Venezuela, avenida Lara, urbanización Bararida y otras-, tres tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y grupos de militares motorizados, así como de la Policía Nacional Bolivariana, reprimieron con perdigones y gases lacrimógenos.

Según denunciaron afectados, los paramilitares encapuchados recorrieron el este, centro y oeste de la ciudad crepuscular para tratar de impedir las protestas. Sin embargo, las trancas se prolongaron hasta altas horas de la noche, en este, oeste, norte y sur de Barquisimeto.

En la avenida Vargas hicieron correr a los peatones despavoridamente, cuando se estacionaron en la carrera 28 y se escuchó una detonación. Eran las 12:30 p.m. aproximadamente.

Luego de minutos de minutos de asediar, siguieron su camino con la misma actitud violenta, sentido este-oeste.

No obstante, persistieron barricadas en la esencial arteria vial para el transporte público en la localidad.

A pesar de que no estaba convocada una actividad de tal magnitud por la Mesa de la Unidad Democrática, la gente se organizó y mostró su repudió al presidente de la República, Nicolás Maduro.

“Estamos en la calle porque nos estamos muriendo de hambre y vamos a seguir aquí hasta que Maduro entienda que debe irse”, dijo una señora en Barrio Nuevo, mientras colocaba una bolsa llenada de basura en la carrera 13 con calle 57.

De manera irregular y tal cual repetición del Trancazo del pasado miércoles, trabajadores y vecinos colapsaron las carreras 15, 16, 17, 18 y 19 desde la calle 50 para abajo, aproximadamente. E incluso quemaron cauchos en la avenida Pedro León Torres.

Avenida Venezuela “en desobediencia”

La avenida Venezuela se ha convertido, a lo largo de los últimos tres meses de protesta, en una zona de recurrente conflicto y este viernes no fue la excepción.

No obstante, la protesta tuvo más alcance hacia el oeste de la urbe, puesto que se volvieron a sumarse comunidades del oeste de Barquisimeto como El Japón, El Malecón y La Estación.

En el reconocido mercado Terepaima cerraron, a las 8:00 a.m. de este jueves, por temor a sufrir saqueos.

En vez de laborar, empleados y adjudicatarios de varios puestos se atravesaron en la Venezuela para hacerse sentir.

Allí fueron atacados a piedras por los denominados ‘colectivos’, quienes aparecieron en dos camiones para levantar con los postes que estaban siendo utilizados en barricadas.

“Decidimos protestar pacíficamente para que de una vez por todas se suspenda la Asamblea Nacional Constituyente y se convoquen elecciones generales. No queremos que mueran más muchachos”, expuso la señora Marilín Unda en dicho punto ciudadano.

Ribereña sin ley

Desde aproximadamente las 9:00 a.m. la anarquía imperó en la avenida Ribereña, donde grupo de encapuchados impidieron el paso de vehículos a conveniencia en el puente Macuto, a la altura de la calle 38 y frente al barrio Santo Domingo.

Allí les pedían a los conductores “una colaboración” para dejarlos pasar, luego de hacerles señas para que se acercaran a ellos.

Una situación irregular se suscitó, como a las 10:00 a.m., cuando un hombre, a bordo de un Hyundai Getz, sacó un arma de fuego para disparar contra los encapuchados en la Ribereña, a tan solo metros de El Garatabal.

La comunidad atacó con piedras el vehículo pero, al realizar al menos siete disparos contra la gente, el pistolero pudo dar vuelta y huir con el parabrisas delantero afectado. Todo ocurrió bajo la vista de funcionarios de la policía regional.

Palavecino también

Lo ocurrido en el municipio Palavecino no desentonó, en comparación a lo suscitado en Iribarren.

Enfrentamientos entre civiles y cuerpos de seguridad se registraron en la urbanización La Mora, en Valle Hondo, La Puerta y el distribuidor Bellas Artes, debido a las múltiples barricadas armadas en Cabudare. Se registró una cifra aún sin determinar de heridos y detenidos.

¿Reverol en Lara?

“Me encuentro reunido con los cuerpos de seguridad del estado Lara para evaluar situación en materia de orden público”, fue lo manifestado por el ministro de Interior, Justicia y Paz, sobre el caos que reinó en la región, este viernes, a través de su cuenta en Twitter.

El escrito lo acompañó con una gráfica en la que aparece sentado en una mesa con las autoridades militares en la entidad. Entre ellos, el jefe de la Zodi, José Rafael Torrealba.

También hizo presencia en el encuentro el presidente de Corpolara, Luis Reyes Reyes.
“Informamos que anoche -el jueves- fue intervenido en una clínica en Barquisimeto el Tte. Coronel Gustavo J. Bustos Cmdte adscrito al CZGNB 12, Lara. El funcionario presenta herida por arma de fuego en el miembro inferior izquierdo a nivel de la tibia, pronóstico reservado (…) Se encontraba con grupo de guardias dispersando manifestación violenta”, escribió, aunque no detalló si se encontraba en el estado.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios