FOTOS: Una muerte, heridos, detenciones y destrozos después del Trancazo

Marlyn Silva | Fotos: Edickson Durán |

La urbe entera fue alteración este miércoles por la tarde, día del Trancazo nacional convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Consumidas las cuatro horas de la manifestación pacífica en Barquisimeto y Cabudare, a las 4.00 de la tarde, las protestas se prolongaron en suficiente cantidad de calles y avenidas como para que la ciudad se paralizara y para que organismos de seguridad y manifestantes se encaran con la persistencia y potencia no vista desde abril. Los acontecimientos dejaron otro larense muerto, el undécimo en protestas.

El foco de una de las refriegas más intensas fue en la urbanización Terepaima y cercanías, donde los enfrentamientos entre GNB y Polilara contra manifestantes persistieron por más de cinco horas. En torno a las 3.30 de la tarde, un grupo de encapuchados intentó acometer contra la Comandancia General de la Policía del Estado Lara.

Los funcionarios lograron hacerlos retroceder, pero, pronto, entre centenares de personas venidas desde comunidades como Cerro Gordo, El Malecón y La Voz de Lara cerraron desde las calles 29 a la 31, detrás de la comandancia. La multitud la encabezaban hombres que lanzaban piedras y molotov hacia la barrera humana formada por castrenses y policías, mientras estos respondían con perdigones y bombas lacrimógenas.

La persistencia de los protestantes requirió mayor capital humano e implementos para reprimir. Sobre las 6 de la tarde, llegaron más castrenses y tres tanquetas.

Más tarde, cayó herido en el pecho, cuando estaba cerca Residencias Terepaima, Roberto Durán, un manifestante de 26 años de edad. Intentaron reanimarlo durante 30 minutos, pero no resistió. Entró sin signos vitales a una clínica del este de Barquisimeto.

Narró una joven allegada a Durán que lo hirieron cuando intentó socorrer a un niño, porque vio que desde el piquete de la GNB le iban a disparar. Otros conocidos de la víctima comentaron en la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda que Durán estaba participando en la manifestación cuando cayó malherido.

Durán, a quien también conocían como El Chino, actualmente trabajaba en un comercio de venta de pollos. Hace unos cinco años, fue asistente de cámara del canal regional Somos TV.

Durante el enfrentamiento en ese punto por lo menos dos policías estadales resultaron heridos, uno en la cabeza y otro en la pierna.

Hasta las 6.00 de la tarde los efectivos de Polilara detuvieron a 11 personas, entre ellos una mujer y un adolescente de 15 años de edad, quien padece de trastornos de humor e hiperactividad, tal como lo informó su madre a EL IMPULSO.

El menor de edad es estudiante de bachillerato y vive junto con su mamá en La Sábila.

Ellos comen gracias al programa social Paquita y ayer, habían salido a buscar su ración.

Pero cuando pasaban cerca de la calle 30 el quinceañero quiso sumarse a la manifestación. “Yo voy a luchar por Venezuela”, dijo a la madre y minutos después lo arrestaron.

Después de escuchar la explicación de la progenitora sobre la condición del muchacho, un funcionario de Polilara se comprometió a dejarlo libre.

Avanzada la noche, también en la urbanización Terepaima, hirieron a Robert Ereú, de 33 años. Lo perforó una bala en el abdomen. Fue intervenido quirúrgicamente y los médicos lograron estabilizarlo, informó el Consejo de Estado por la Paz y la Justicia de Lara (CEPAZ).

Conas disparó contra manifestantes

El tramo comprendido entre la urbanización Patarata y Bararida, en la avenida Libertador, fue otro punto de conflictos, ayer. Durante unas tres horas los jóvenes retuvieron frente a La Botella un camión de la empresa Coca Cola, sin dañar el vehículo ni tocar el cargamento, aseguraron los habitantes del sector.

Luego, llegó la GNB. A los gases y perdigones respondían los protestantes con molotov y fuegos artificiales. En ese intercambio, reportaron al Cuerpo de Bomberos de Iribarren el incendio de la estructura del Mercal ubicado en la entrada de Patarata, pero la comisión no pudo entrar.

Cuando momentáneamente habían cesado los ataques, llegaron a la avenida Libertador unos 10 hombres vestidos con chalecos antibalas que los identificaba como integrantes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la GNB.

Sobre sus pasos y todos con armas largas se acercaron hasta los edificios de Bararida y dispararon hacia los jóvenes que corrieron al verlos. Escoltándolos iba un vehículo Toyota del mismo organismo, dos motos y un carro blanco de la línea de taxis creada por el Gobierno nacional. Resguardando la zona quedaron en la avenida Libertador con Morán dos tanquetas.

En Ruezga Sur

El paso desde la intersección de la avenida Libertador con la Intercomunal Barquisimeto-Duaca estuvo bloqueado, pues temprano en la tarde quemaron a pocos metros de la estación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) dos motos y lesionaron a dos efectivos.

Después de eso, en la entrada de la Ruezga Sur, continuaron los enfrentamientos por lo menos durante cuatro horas, testimonió el conductor de uno de los numerosos carros que anoche se ordenaron en fila en la Libertador mientras abrían el paso.

Como en Iribarren, en Palavecino, sobre todo, en el centro de Cabudare hubo represión en la tarde.

Turba quema camioneta y golpea al chófer

Hasta la carrera 21, equina de la calle 15, llegó una turba, cuando era aproximadamente las 2.00 de la tarde. Perseguían una camioneta Chevrolet Luv D-max dorada que presuntamente había arrollado a una manifestante en la avenida Morán.

Entre numerosas personas bajaron al chofer y lo golpearon, mientras otros le prendían fuego al vehículo.

El chofer logró salir del sitio antes de que lo lincharan, pues, según testigos, ese era el propósito.

La madre del conductor declaró a este rotativo y pidió la reserva de su nombre por temor a ataques. La dama indicó que su hijo “rozó a una señora” con el carro cuando pasaba por uno de los puntos de concentración de llamado trancazo. Quienes la acompañaba se abalanzaron sobre la camioneta y por temor, dijo, su hijo no se detuvo.

La madre del agredido cree que los atacantes pudieron haber actuado de manera violenta también porque la camioneta tenía una calcomanía con las palabras “Venezuela Surf” y pudieron confundir esta frase con algo relacionado al sector oficialista. Negó, a su vez, que su pariente portara armas de fuego, como comentaban los vecinos de la zona donde lo intentaron linchar.

Antes de quemar la unidad, mencionó la mujer, la desvalijaron.

El conductor, de acuerdo al testimonio de la mujer, iba acompañado de un asistente después de cumplir la jornada laboral. Se encargada de distribuir mercancía de una compañía de electrónica.

Casi simultáneamente cuando la gente enardecida atacaba al chofer de la camioneta, en la avenida Vargas, entre 19 y 20, otros ciudadanos capturaron, desnudaron y le dieron una golpiza a un hombre por haber atracado a una manifestante con la calle 14 con 20. Intervino para evitar el linchamiento una comisión de Polilara.

Queman dos estaciones de seguridad

Las llamas consumieron un puesto móvil de la GNB situado en la carrera 24 con calle 44, cerca de la entrada del Terminal de Pasajeros. Por su lado, Luis Valencia, director del terminal administrado por la Alcaldía de Iribarren, notificó que con tanquetas derrumbaron portones.

Un módulo de la policía regional localizado en la avenida Libertador entre calles 33 y 37 también fue incendiado, reportó el Cuerpo de Bomberos.

Entre los ataques contra estructuras de organismos de seguridad también se cuenta el Comando de Zona para el Orden Interno número 12 de la GNB, al oeste de Barquisimeto.

También, según los datos suministrados, protestantes intentaron destrozar comercios de la zona, pero la acción la controlaron efectivos de la Brigada Motorizada. En el procedimiento detuvieron a dos adolescentes de 17 y 14 años y a un mayor de edad.

Saqueado Mercal de Ruiz Pineda

En la información enviada por el Comando de Zona número 12 se indica además el saqueo de una sede de Mercal ubicada en el sector Ruiz Pineda. En el sitio fueron arrestados por lo menos 15 personas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios