Pura cadencia en las 1.500 horas de Presencia Caribe

El espectáculo salsero de las 1.500 horas del programa radial Presencia Caribe, de Edilio Lugo Medina, celebrado el pasado viernes en las instalaciones del Círculo Militar de Barquisimeto, tuvo cadencia, buena salsa y mucha vibra.

Sin duda alguna que, en la capital larense, se hace muy buena salsa, los grupos RazaCaribe, la Banda Actual y la presentación de Carángano de Maracaibo no tuvieron ningún tipo de desperdicio sonoro y a todos puso a bailar.

El homenajeado de la noche fue el melómano zuliano Samuel Portillo Valladares quien fue el guía de Edilio Lugo en sus primeros pasos como conductor de espacios de la música afrocaribeña.

A las 9.30 inició la noche salsera con el opening a cargo de la escuela de baile Rytmos Latinos Venezuela, bajo la dirección de Maritza de Pérez, Edgar Pérez y Yayi Planas, para darle luego paso a la presentación de la debutante Briscelmar Romero quien interpretó su éxito Lo que son las cosas, momento donde el público se levantó para rendir un gran aplauso por la calidad y la potencia de su voz. Un niña de sólo 13 años que tiene todo un mundo por delante. Pero eso no fue todo, la pequeña cantante después interpretó el tema de Celia Cruz, Yerberito, y vaya que tuvo ritmo con el acompañamiento del sexteto RazaCaribe. Una vez más, todos se levantaron a aplaudir a Briscelmar.

RazaCaribe siguió con su buena salsa brava con las interpretaciones de Raúl Véliz y tuvieron como invitados a Héctor Luis Montes de la orquesta Malecón y Joseíto Droez de la orquesta Hadabacoa.

Carángano de Maracaibo de José Luis García y los vocalistas Erwin Bracho y Alfredo Cabrera, con todos sus éxitos, comenzaron el show a las 11.30 de la noche, fueron 80 minutos de recuerdos y calidad.

Llegó el momento de la Banda Actual con sus solistas Bernardo Terán y Yorman Sosa para el cierre del evento con más salsa brava pero la gran sorpresa estaba por venir, el debut de Ronald Gómez, un muchacho de 21 años, solista de la banda capitalina Bailatino, y vaya que lo hizo bien.

El chico con un gran soneo hizo recordar a Héctor Lavoe pero con voz más melodiosa, más tranquila. Interpretó el bolero Un amor de la calle, sensacional. Se pierde de vista, su interpretación es mejor que la de Marc Anthony de temas de Lavoe.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios