Sin fertilización de la caña, la oferta de azúcar será aún menor

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

Rubros como la caña de azúcar, registraron caídas significativas en la última zafra y pérdidas   por control de precios. Más recientemente denunciaron que la caña zafrada no fue abonada, lo cual complica el panorama del rubro. Al respecto, fueron consultados  José Ricardo Álvarez y Óscar Contreras, quienes se mantienen en la  directiva de caña de azúcar Fedeagro.

Álvarez lamentó que en 2016 no se hayan resuelto problemas estructurales en materia de política agrícola, en especial en materia azucarera, a pesar de haber participado en el Consejo Nacional de Economía Productiva. Sin embargo, sostuvo que el sector sigue trabajando para mantener el campo en actividad.

Detalló que los problemas  se agravan en este 2017 por la carencia de insumos. Menos del 20 % de caña de azúcar zafrada recibió abonamiento, lo cual limita  los próximos rendimientos.  El tratamiento se debe hacer una vez cortada la caña.

A esto sumo que las plantaciones para renovación han sido nulas, motivado a la ausencia de agroinsumos.

“Nos han dicho que hay otras prioridades para el Gobierno Nacional y hasta el momento, el único proveedor de insumos, que es Agropatria, nos ha restringido los insumos, lo que limita la atención al cultivo”, comentó Álvarez, quien detalló que por estas razones próxima zafra será menos productiva.

Parte importante de las materias primas para la producción de herbicidas es nacional, mientras que a excepción de la urea, los fertilizantes son productos importados.

Zafra pasada

Vale destacar que debido a la caña diferida aumentaron 15 %   los número de moliendas. Sin embargo,  se obtuvo relativamente la misma cantidad de azúcar (270 mil toneladas), ya que los rendimientos de la caña de azúcar fueron menores.

El precio a productor debió ser de Bs. 1.200 y les pagarán aproximadamente Bs. 700 en todos los centrales.

En Lara sólo molieron los centrales La Pastora y Río Turbio, a un tercio de su capacidad

El comportamiento en anaquel  en 2017, será similar al año anterior. Pero para 2018, la oferta estará aún más comprometida.

En materia de precios subrayó que en una economía inflacionaria debe haber liberación de precios o en su defecto, la revisión de los  mismos debe ser periódica. Según el último estudio del sector, el precio debería ser, al consumidor Bs.K. 2.800.

Igual condición en Portuguesa

Contreras agregó que la situación de Portuguesa, en materia de caña de azúcar es similar al resto de los estados.

Cayó 25 % la producción con respecto al año anterior, no sólo por diferimiento de la caña, sino por mala asistencia  de la caña de azúcar, motivado a la falta de insumos, suficientes y oportunos.

Subrayó que en Portuguesa no han fertilizado ni el 10 % de la caña zafrada, por lo que se no sólo no habrá suficiente caña en la próxima zafra, sino que “se llevará bagazo sin azúcares a los centrales”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios