Un motor y una válvula en El Carabalí fueron reemplazadas por Hidrolara

Yulimar Rodríguez | Fotos: Archivo |

Un motor con potencia de 400 HP y una válvula fueron sustituidas en la estación de rebombeo El Carabalí, ubicada en el municipio Palavecino, informó la presidenta de Hidrolara, ingeniera Sabrina Salvatrice, como respuesta a las necesidades de las comunidades afectadas.

“Con el montaje de este motor y la sustitución de la válvula sectores como: Santa Elena Norte y Sur, La Rosaleda, Altos de las Flores, Yacural, Santa Rosa, La Lagunita, parte del centro de Barquisimeto y otras zonas circunvecinas, tendrán mayor continuidad y calidad en el servicio de agua potable”, refirió la Ing. Salvatrice, quien se encuentra trabajando en conjunto de la Gobernación de Lara, para fortalecer el servicio del vital liquido.

Por otra parte, anunció que las obras avanzan. “Parte del esfuerzo realizado, es lo evidenciado en el campo de pozos de Macuto, donde se perforaron y equiparon dos nuevos pozos para surtir de manera más eficiente de agua potable la parte del Este y Centro de la capital larense, los mismos están en periodo de prueba por lo que al ponerlos en funcionamiento se ha interrumpido por pocas horas el servicio, pero es para beneficio de la población”, dijo.

Además aprovechó de informar acerca de la reconstrucción y rehabilitación de la infraestructura hidráulica que se encuentra “en un estado deplorable”, señalando que existen algunas paradas obligatorias programadas y otras inesperadas, debido a los múltiples inconvenientes presentados en las últimas semanas, ya que “las fallas que han habido en el servicio, es motivado a la falta de inversión realizada en las últimas gestiones, por lo que estamos abocados a la reposición y cambios de tuberías en la mayor parte de los sectores del estado que tienen una vida útil vencida, que superan los 20 años, sobre todo en las de aguas servidas y acueductos”.

La presidente de Hidrolara manifestó que se ha tenido que enfrentar a una realidad muy adversa como lo son, hurto de medidores, válvulas saboteadas, quema de motores y robo de aceite de las estaciones de bombeo, para garantizar el agua potable a los larenses.

Hizo un llamado a las comunidades a proteger, denunciar a los órganos de seguridad y no permitir que continúen estos ataques al sistema.

El mes de marzo, se le dará inicio formalmente al denominado “plan agua”, que consiste en continuar con los diagnósticos y proyectos en todo el estado así como en la realización de reparaciones, la primera fase de este plan busca estabilizar la distribución del vital líquido en el segundo cuatrimestre de 2018, para el cual se aprobaron 150 mil millones de bolívares, otorgados por por el gobierno regional.

La ingeniera señaló que se encuentran dando respuesta a los más de 900 casos que existen en el estado Lara de colectores de aguas servidas colapsadas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios