Representantes protestan por suspensión de clases

María Fernanda Peñalver Fotos: Daniel Arrieta |

“¿Quieren apagar las luces o quieren apagar el cerebro de nuestros hijos?”, fue la incógnita planteada por un grupo de madres, representantes del Colegio Las Colinas, quienes decidieron expresar en las calles su descontento por el decreto de suspensión de actividades los días viernes.

Desde tempranas horas de la mañana de ayer tomaron la Av. Lara con pancartas, en las cuales le daban a conocer a los conductores y peatones la molestia ante la medida emanada por el Gobierno Nacional.

Las madres aseguran que a sus hijos se les está violando el derecho a la educación, por lo que la presencia del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente fue exigida, aseverando que estos deben encargarse de que la justicia sea aplicada para aquellos que violenten lo emanado por la Carta Magna y que también es un Derecho Humano.

“No se trata del racionamiento eléctrico porque aquí también se va la luz todos los días por cuatro horas y los jóvenes no han dejado de recibir clases”, dijo Maribel Gallardo, quien vestida con la camisa del colegio de su hijo decidió exigir que se suspenda la orden realizada.

“Hoy son los viernes pero mañana pueden ser más días hasta que lleguen al punto de decir que se acabó el año escolar cuando realmente no es así”, señalaron con gran preocupación las representantes. De igual forma destacaron el hecho de que la institución educativa en la que se mantienen sus representados, ha buscado la manera de sobrellevar los constantes apagones, para precisamente evitar que se siga perdiendo tiempo, no obstante, ahora se les obliga a cumplir con el decreto de no dar clases, pues de ser así significaría una sanción.

El criterio de cada individuo depende de la formación que recibe tanto en el hogar como en el recinto educativo al cual asiste, el mismo requiere de constancia, por lo que las representantes argumentan que con la suspensión de clases se está evitando que los menores se forjen como seres pensantes y críticos que sean capaces más delante de evitar que situaciones como las actuales sigan sucediendo.

Las madres indicaron que sus representados mostraron temor al hecho de permanecer ausentes de las aulas, pues creen que es posible que esto los afecte a futuro. Por esto y demás razones se encuentran recolectando firmas que serán llevadas a la Zona Educativa como forma de rechazo y solicitando la suspensión al decreto de cancelar las clases los viernes.

Desolados

Instituciones educativas tanto públicas como privadas se mostraron vacías en su totalidad, cumpliendo así con la orden del Ejecutivo Nacional y evitando ser sancionados, aún cuando estén en desacuerdo con la medida.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios