Fedecámaras propone priorizar el equilibrio de las principales variables macroeconómicas

Juan B. Salas   | Fotos: O. Azuaje  |

Mientras no se aborde en una forma estructural y sistemática el problema de la inflación en el país, no será posible que podamos evitar caer en una hiperinflación que tenemos a la vuelta de la esquina, profundizando el deterioro del poder adquisitivo del salario, aseguró este martes el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez.

En efecto, el dirigente empresarial conversó con los periodistas en el marco del último Consejo Nacional del año 2016, en el cual participan dirigentes de los 14 sectores que conforman la federación, así como los presidentes de las cámaras estadales, donde se pasó revista a la actual situación de la economía, el problema de la escasez y el desabastecimiento, el precario nivel de inventarios que tienen las empresas y la falta de decisiones por parte del sector oficial.

Afirma que es prioritario realizar los ajustes para estabilizar las variables macroeconómicas en el país, siendo la de mayor impacto para toda la economía y para todos los venezolanos, es el tema inflacionario.

-El único responsable de generar la inflación a través de sus políticas equivocadas y de adoptar las medidas para reducirla, es el gobierno nacional y ello obedece a la indisciplina fiscal, a ese gasto voraz del Gobierno, que gasta mucho más de lo que ingresa y que le obliga a cubrir sus déficit fiscales, mediante la impresión de dinero inorgánico en el Banco Central, el cual no tiene respaldo. Esos billetes lo inyectan a la liquidez, estimulando la demanda de bienes y servicios, en momentos en que la industria nacional está trabajando a un 35 % de su capacidad instalada, acelerando mucho más el encarecimiento de los precios-, afirma Martínez.

El presidente de Fedecámaras, rechazó las presiones de la Sundde contra los comerciantes, en la capital de la República, advirtiendo que los funcionarios públicos no pueden obligar a los empresarios a vender a pérdida, ya que con esto lo que se logra es el cierre de negocios, pérdidas de puestos trabajo y ventanas de libertad que pierden los consumidores venezolanos.

Asegura que todos los sectores productivos están afectados para el cierre de año, afirmando que esta misma situación se proyectará para el primer trimestre del año 2017. Insistió en la necesidad de que se adopten algunas acciones en torno a la unificación cambiaria, que se despenalice del sistema cambiario, que se pacte la cotización del dólar en función de la oferta y la demanda del mercado para que las empresas puedan planificar las importaciones que son necesarias para la producción de bienes y servicios.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios