Más actores dicen arrepentirse de trabajar con Woody Allen

AFP/IML | Foto: Archivo |

Un número creciente de actores se está distanciando de Woody Allen, resaltando las interrogantes sobre el futuro del prolífico cineasta de 82 años en un Hollywood ahora sensible a las denuncias de conducta sexual inapropiada.

Timothee Chalamet dijo que donará su salario de una próxima película de Allen a organizaciones que luchan contra el acoso y abuso sexual: Time’s Up, el Centro LGBT en Nueva York y RAINN (la Red Nacional Contra la Violación, Abuso e Incesto, por sus siglas en inglés). El astro revelación de “Call Me By Your Name” anunció el martes en Instagram que no quería beneficiarse de su trabajo en “A Rainy Day in New York” de Allen, que terminó de rodarse en el otoño.

“Quiero ser digno de estar hombro con hombro con los artistas valientes que luchan para que toda la gente sea tratada con el respeto y la dignidad que se merecen”, dijo Chalamet.

Chalamet es tan solo el más reciente en expresar su arrepentimiento o culpa por haberse asociado profesionalmente con el director. En semanas recientes, Rebecca Hall (“A Rainy Day in New York”, ”Vicky Cristina Barcelona”), Mira Sorvino (“Mighty Aphrodite”), Ellen Page (“To Rome With Love”), David Krumholtz (“Wonder Wheel”) y Griffith Newman (“A Rainy Day in New York”) se han distanciado de un modo u otro de Allen o han prometido no volver a trabajar con él.

Dylan Farrow, la hija adoptiva de Allen, renovó en 2014 su denuncia de que Allen abusó de ella en un altillo en 1992 cuando ella tenía siete años. Allen, quien ha negado por años las acusaciones, fue investigado por el incidente, pero no acusado.

El coro creciente de actores que abandonan a Allen sugiere que el cineasta tiene por delante un camino particularmente difícil, aun para un director cuyas controversias personales han hecho de él una figura por turnos amada y denigrada en el cine. El apoyo financiero para el realizador no ha sufrido antes, debido en parte a las ganas de muchas estrellas de trabajar con una leyenda del cine. Pero reunir a un elenco estelar sería particularmente difícil para Allen en estos momentos de ajustes de cuentas por el movimiento “Me Too”.

“De haber sabido lo que sé ahora no habría actuado en la película”, dijo Greta Gerwig, quien actuó en la comedia de Allen de 2012 “To Rome With Love”. “No he vuelto a trabajar para él ni volveré a hacerlo de nuevo. Dos artículos diferentes de Dylan Farrow me hicieron darme cuenta de que incrementé el dolor de otra mujer y me entristeció comprender esto”, añadió en una entrevista con el New York Times la semana pasada.

“CBS This Morning” ofreció el miércoles un adelanto de una entrevista con Farrow que llamó su primera discusión en cámara sobre el asunto.

“¿Por qué no querría derribarlo?”, dijo en respuesta a una pregunta. “¿Por qué no debería estar furiosa? ¿Por qué no debería sentirme herida? ¿Por qué no debería sentir algún tipo de indignación… después de todos estos años en los que me ignoraron y no me creyeron, en los que fui marginada?”

Cuando le preguntaron por qué espera que la gente le crea ahora, respondió: “Supongo que es asunto de cada quien. Lo único que puedo hacer es decir mi verdad”.

Farrow ha cuestionado antes por qué el movimiento “Me Too” no ha cargado contra Allen. En una columna de opinión publicada el mes pasado en el Los Angeles Times, escribió: “¿Por qué Harvey Weinstein y otras celebridades acusadas han sido expulsadas de Hollywood, mientras que Allen recibió hace poco un acuerdo de distribución millonario con Amazon aprobado por el ejecutivo de Amazon Studios Roy Price antes que él mismo fuera suspendido por acusaciones de conducta sexual inapropiada?”

Price, el exdirector de Amazon Studios, renunció en octubre tras una denuncia de que acosó sexualmente a la productora de TV Isa Hackett mientras ésta trabajaba en la serie de Amazon “The Man in the High Castle”.

“A Rainy Day in New York” es el cuarto proyecto de Allen con Amazon, que apostó fuertemente al director para ayudar a establecer su productora como una casa para el cine de autor. Según trascendidos, invirtió 80 millones de dólares para atraer a Allen a la pantalla chica para hacer la serie de 2016 “Crisis in Six Scenes”.

Amazon, que no respondió a solicitudes de comentarios el martes, también distribuyó “Cafe Society” de Allen en 2016 y “Wonder Wheel”, que se estrenó el 1 de diciembre. La cinta ha recaudado apenas 1,4 millones de dólares a nivel nacional tras realizarse con un presupuesto estimado en 25 millones, pero le ha ido mejor en el extranjero, donde ha sumado 7,8 millones de dólares.

“A Rainy Day in New York”, una comedia romántica que se estrenaría en algún momento este año, también cuenta con las actuaciones de Selena Gómez, Jude Law, Liev Schreiber y Elle Fanning. En su comunicado, Chalamet señaló contundentemente que por “obligaciones contractuales” no podía comentar sobre las viejas acusaciones contra Allen.

El anuncio de Chalamet, un favorito al Oscar al mejor actor este año, le siguió a uno similar hecho el viernes por su coestelar Hall. La actriz dijo que donaría el salario que recibió por la película a Time’s Up, la iniciativa recientemente creada para combatir la desigualdad de género en la industria del entretenimiento.

“Es un pequeño gesto y no pretende ser algo cercano a una compensación”, escribió Hall en Instagram.

Sin embargo algunos, como Alec Baldwin, han seguido apoyando públicamente a Allen.

“Woody Allen fue investigado a nivel forense en dos estados (Nueva York y Connecticut) y no se le presentaron cargos”, tuiteó Baldwin el martes. “Su renuncia y la renuncia a su trabajo sin duda tiene algún propósito, pero me parece injusto y triste. Trabajé con Woody Allen en tres ocasiones y ese fue uno de los privilegios de mi carrera”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios