#VueltaalTáchira : Piñón Caliente (Columna)

Carlos José Méndez | Foto: Luis Salazar/ Enviados Especiales |
PELOTON DE LA SEGUNDA ETAPA VUELTA AL TACHIRA CON LLEGADA EN SANTA BARBARA DE BARINA FECHA 10-01-2015 FOTO LUIS SALAZAR

De regreso a las carreteras tachirenses. Retomamos el testigo de manos de Frank Depablos Useche, encargado de plasmar con su pluma, profunda, llena de detalles, la histórica coronación de José Rujano en la edición pasada de la llamada Vuelta Gigante de América, en sus Bodas de Oro. Fue el cuarto título para el “Cóndor” de Santa Cruz de Mora, un auténtico suceso por tratarse del primer corredor con más de tres conquistas finales en la historia de la competición. Por cierto, Rujano está de nuevo en el pelotón de la cita andina y es, con lógica, el principal candidato al máximo galardón. Del merideño habrá tiempo y espacio para hablar holgadamente en los diez días de pedaleo. La noticia, en estas primeras horas, ha sido la situación vivida por Carlos Galvis y su baja de último momento, por un “resultado adverso” en un control antidopaje practicado el mes pasado en Caracas. Cada caso de este tipo suele tener una enorme repercusión, pero con el oriundo de Santa Ana, acá en el estado Táchira, el ruido se multiplica. Hablamos, ni más ni menos, que del campeón de la versión 2014 de la ronda andina, nombre estelar del ciclismo criollo y quien aparecía en el llavero de favoritos para la pulseada que comenzó ayer con el circuito entre San Cristóbal y Táriba. El anuncio ha sido tan resonante como el de hace dos años, cuando se reveló que Jimmy Briceño había arrojado valores anormales en un chequeo antidoping. Briceño fue despojado del título de Vuelta al Táchira y lo heredó Galvis. Queda esperar por el contraanálisis para ver si se confirma el positivo o se trató de un “error”.

En definitiva, 137 corredores se presentaron a la línea de salida, de las cifras más abultadas en los últimos tiempos. Hay cantidad, ¿habrá calidad? La carretera, los duros ascensos a Cerro El Cristo, La Grita y Casa del Padre, nos los dirá. En ese grueso paquete, para destacar, la presencia del equipo Fundación Ángel Pulgar, integrado por puros larenses. Qué alegría tener de nuevo a un equipo crepuscular en el giro andino. No ocurría desde 2007. Artífices de esto, Alberto Torres y Franklin Mendoza, dirigentes que se han puesto a la cabeza del asunto y han hecho verdaderos “milagros” para que la escuadra esté presente en la ronda andina, mientras siguen esperando el aporte de la Gobernación de Lara y la Alcaldía de Iribarren, entes gubernamentales que fungen como principales soportes económicos de este proyecto, que tiene también el aval del olímpico Ángel Pulgar. Lara es tierra de ciclismo, tiene varios capítulos dorados en el libro histórico del pedal. Merece estar en cuanta cita de jerarquía haya en el país, sin mendigar recursos, con respaldo absoluto. Desde esta tribuna, la palabra de estímulo hacia el gobernador Henri Falcón y el alcalde Alfredo Ramos, para que no abandonen esta idea, el proyecto que busca la resurrección del querido ciclismo crepuscular. Rafael Medina, quiboreño, es el punta de lanza de la escuadra. Se hablan maravillas de sus capacidades para la montaña y va de lleno por el trofeo principal en la categoría sub23. Que la salud y la suerte lo acompañen.

Miguel Ubeto sufrió una caída en los metros finales de la porción que le impidió lanzarse al embalaje como acostumbra, en procura de la conquista. Fue mientras buscaba acomodarse en la parte delantera del pelotón para tener mayores posibilidades a la hora del remate. “Ha sido una lástima, el equipo había hecho todo bien, me preparó el camino para ir por la victoria y ocurrió esto, que es parte del ciclismo”. Se le escapó a Ubeto, campeón de la ruta en los Panamericanos de Toronto, la oportunidad de brillar, dentro de un recorrido que no ofrece mayores alternativas a los velocistas. Le queda otro chance el lunes con el final en Santa Bárbara de Barinas.

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios