Industria petrolera será fundamental para superar transición política y la crisis fiscal

Juan B. Salas   | Foto: O. Azuaje |

La Industria Petrolera Nacional (IPN), continuará siendo un sector productivo fundamental para superar la transición política y la crisis fiscal, aseguró el ex ministro de Obras Públicas, Ing. Arnoldo José Gabaldón, durante su intervención en el Congreso Anual de Conindustria en torno al tema: Petróleo y Manufactura: Claves para la Recuperación Petrolera, correspondiéndole desarrollar el tema Lineamientos para la Transición Política en la industria petrolera

Precisó que la estatal petrolera se mantendrá como un ente público nacional, pero recuperará su perfil de empresa competitiva, centrada en el negocio petrolero, con una nueva misión y visión en materia de responsabilidad social y ambiental, afirmando que se debe eliminar la dualidad entre el ministro de Petróleo y Minería y la presidencia de PDVSA.

Planteó la urgencia de resolver los problemas financieros de la petrolera estatal, sugiriendo a  tales efectos, transferir a la nación la deuda contraída por PDVSA, causada por programas públicos no petroleros, capitalizar las deudas acumuladas con los socios, titularizar las deudas contraídas con proveedores de bienes y servicios, devolver aquellos bienes secuestrados a sus propietarios originales.

En cuanto a las relaciones internacionales de la empresa, propone la revisión los convenios internacionales de comercialización para liberar compromisos de suministro sin base legal ni comercial.

Sugiere desde el punto de vista de la producción, la adopción como meta nacional, un aumento anual de la producción petrolera, como mínimo, de 100.000 barriles equivalentes diarios.

Recomienda Gabaldón, crear una matriz de opinión favorable a dichos cambios, solo posibles, si se logra la estabilización política, social y económica y la contribución de nuevas inversiones nacionales y foráneas.

En cuanto a la recuperación de la Industria, sugiero acometer de inmediato un programa de mantenimiento mayor de la industria petrolera: actualizar y hacer cumplir los procedimientos operativos apropiados. Se implantará una política agresiva de capacitación de recurso humanos en los diversos campos de la actividad petrolera, en especial énfasis a las acciones de seguridad laboral y gestión ambiental.

En materia de cambios legales, propone modificar la Ley Orgánica de Hidrocarburos, para: Eliminar la mayoría obligatoria del capital público (más del 50%) en las empresas operadoras mixtas existentes o nuevas, que realicen actividades petroleras primarias y de refinación; reabrir las actividades de comercialización nacional o internacional de hidrocarburos; se eliminarán los límites máximo y mínimo para la regalía petrolera. Señala que en cada yacimiento se fijará el monto de la regalía, que se ajustará en el tiempo, de acuerdo a la rentabilidad de la explotación.

Propuso la reformulación de los planes y proyectos de la Faja Petrolífera del Orinoco, fijando metas más realistas, viables técnica y financieramente y armónicas con un desarrollo sustentable. Para ello: se establecerán incentivos que hagan más atractivo el desarrollo de petróleos extrapesados; se reevaluará el funcionamiento de las empresas operadoras mixtas que suscribieran contratos, para determinar su cumplimiento de programas de inversión, metas de producción y transferencia tecnológica.

Recomienda revaluar el suministro de combustible a la industria eléctrica, para reducir el consumo de hidrocarburos líquidos de mayor valor, susceptibles de ser exportados.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios