María Carolina Uzcátegui: Difícil para el sector comercio ajustar salarios cada dos meses

Juan B. Salas |  Foto: O. Azuaje |

Como “trágica” califica la presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, la situación que vive el sector cuando cada dos meses se están haciendo ajustes de salarios por decreto, en forma inconsulta.

Asegura que no es que los empresarios no estimen que los ciudadanos no se lo merecen, por el contrario, nada hacen con un salario de 250 mil bolívares, cuando el mes de mayo la Canasta Básica del Cendas se ubicó cerca de 1 millones 400 mil bolívares, lo que evidencia que en una familia de cinco miembros, aún trabajando los cinco, requieren un poco más para acceder  a sufragar el costo de vida.

Señala que en una economía hiperinflacionaria como la que está viviendo en el país, estos nuevos ajustes de salarios, solamente van a generar más inflación, desempleo y cierre de empresas.

-Hoy amanecieron todos los precios  aumentados, porque los empresarios tenemos que cubrir ese nuevo aumento de sueldo; sin embargo, lo que preocupa es qué va a pasar con el ciudadano común, qué capacidad de compra le va a quedar, el viernes cobró 200 mil bolívares con el viejo salario, pero ahora tendrá que adquirir los bienes y servicios aumentados, cuando el salario ahora es de 250 mil bolívares, aseguró.

Admitió que la situación es compleja, afirmando que es probable que muchos empresarios,  no van a tener la posibilidad de soportar estos nuevos ajustes.

Cuestionó Uzcátegui que el Gobierno siga insistiendo en aumentar los salarios vía decreto, sin que esto tenga nada que ver con un incremento en la producción y en la productividad, tampoco en la generación de mayores recursos para pagar salarios dignos a los trabajadores.

También hizo referencia al incremento de los aranceles, que antes se pagaban con la tasa de 727 Bs/$ del viejo Dicom, pero que ahora con el nuevo sistema cambiario deben cancelarse a 2.640 Bs/$, lo que también encarece los precios, además crea incertidumbre entre los importadores, porque no saben cuál es la tasa que tendrán que pagar en la próxima subasta del nuevo Dicom.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios